2015

Y, de nuevo, aquí estamos: en la recta final del año. Y, de nuevo, aquí estoy yo con mi lista de las mejores canciones de este loco, convulso, violento y cambiante 2015. Como siempre digo, os faltará algún tema y puede que no estéis de acuerdo con todas mis elecciones, pero… Lo he hecho lo mejor que he podido y con mucho cariño y algo de ayuda de mis amigos musiqueros, que no dejan de enseñarme bandas y canciones increíbles. Muchas canciones no han pasado por mis oídos o no me han enganchado, pero puede que a lo largo del 2016 lo hagan y entonces aparezcan en mi lista dentro de 12 meses. Estad atentos (o pasaos por aquí de vez en cuando).
Y un año más las canciones vienen en orden alfabético (y todos contentos). Gracias por adelantado a todos los que os paréis a echar un vistazo a la lista y al blog y, ya sabéis, estoy abierta a sugerencias y críticas constructivas. Creo que en esta lista traigo bastante variedad dentro de lo que son mis gustos, así que espero que os guste. Por cierto, podéis escuchar la playlist entera y del tirón en Spotify.

Y allá vamos…

  1. 51 Grados – “Tamiz” (“Miedo”, 2015)
  2. And So I Watch You From Afar – “Redesigned A Million Times” (“Heirs”, 2015)
  3. Anti-Flag – “Fabled World” (“American Spring”, 2015)
  4. Backyard Babies – “Never Finish Anythi” (“Four By Four”, 2015)
  5. Bad Seed Rising – “Bad Seed Rising” (“Bad Seed Rising”, 2015)
  6. Bala – “Human Flesh” (“Human Flesh”, 2015)
  7. Baroness – “Shock Me” (“Purple”, 2015)
  8. Bely Basarte (feat. Rayden) – “Vía De Escape” (“Si Quieres, Pierdes.”, 2015)
  9. Butch Walker – “Chrissie Hynde” (“Afraid Of Ghosts”, 2015)
  10. Chelsea Wolfe – “Iron Moon” (“Abyss”, 2015)
  11. Danko Jones – “The Twisting Knife” (“Fire Music”, 2015)
  12. The Darkness – “Open Fire” (“Last Of Our Kind”, 2015)
  13. Dead Sara – “Radio One Two” (“Pleasure To Meet You”, 2015)
  14. The Diesel Dogs – “Everything” (“Everything”, 2015)
  15. Dustin Kensrue – “Gallows” (“Carry The Fire”, 2015)
  16. Eagles Of Death Metal – “Complexity” (“Zipper Down”, 2015)
  17. El Kanka (para mi gusto mejor con él solo que con Boza)  – “Vengas Cuando Vengas” – (“El Día De La Suerte De Juan Gómez”, 2015)
  18. The Electric Alley – “Get Electrified!” (“Get Electrified!”, 2015) 
  19. FIDLAR – “40oz. On Repeat” (“Too”, 2015)
  20. Foo Fighters – “Saint Cecilia” (“Saint Cecilia EP”, 2015)
  21. Frank Turner – “Get Better” (“Positive Songs For Negative People”, 2015)
  22. Ghost – “Cirice” (“Meliora”, 2015)
  23. Glen Hansard – “Her Mercy” (“Didn’t He Ramble”, 2015)
  24. Grande Royale (feat. Karolina Sköld) – “Get Out Of My City” (“No Fuss- a piece by resolute men”, 2015)
  25. The Hives – “Blood Red Moon” (“Blood Red Moon”, 2015)
  26. Imperial State Electric – “All Over My Head” (“Honk Machine”, 2015)
  27. J.D. McPherson – “Let The Good Times Roll” (“Let The Good Times Roll”, 2015)
  28. Jesse Malin – “Addicted” (“New York Before The War”, 2015)
  29. Kurt Cobain – “And I Love Her (Beatles cover)” (“Montage Of Heck: The Home Recordings”, 2015)
  30. La Maravillosa Orquesta Del Alcohol – “Hay Un Fuego” (“La Primavera Del Invierno”, 2015)
  31. Lilith – “El Muro” (“Leche De Rock”, 2015)
  32. Mark Ronson (feat. Bruno Mars) – “Uptown Funk” (“Uptown Special”, 2015)
  33. Mastodon – “The Motherload” (“Once More ‘Round The Sun”, 2014)
  34. Millencolin – “Bring Me Home” (“True Brew”, 2015)
  35. Ming City Rockers – “I Wanna Get Out Of Here But I Can’t Take You Anywhere” (“Ming City Rockers”, 2015)
  36. Minor Empires – “If I’m Gone” (“United States Of Emergency, Vol. 1”, 2015)
  37. Muse – “Psycho” (“Drones”, 2015)
  38. nûk – “Release” (“The Surface”, 2015)
  39. Prima Donna – “Pretty Little Head” (“Nine Lives And Forty-Fives”, 2015)
  40. The Rebels – “Always Now!” (“Always Now!”, 2015)
  41. Red City Radio – “Two Out Of Three Ain’t Rad” (“Red City Radio”, 2015)
  42. Rival Sons – “Electric Man” (“Great Western Valkyrie”, 2014)
  43. Royal Republic – “When I See You Dance With Another” (“Weekend Man”, 2016)
  44. Sexy Zebras – “Búfalo Blanco” (“Hola, Somos Los Putos Sexy Zebras”, 2015)
  45. Sia – “Bird Set Free” (“THIS IS ACTING”, 2016)
  46. The Temperance Movement – “Tender (Blur cover)” (“Up In The Sky/Tender”, 2015)
  47. Toundra – “Kitsune” (“IV”, 2015)
  48. Turbonegro – “Hot For Nietzsche” (“Hot For Nietzsche”, 2015)
  49. Vintage Trouble – “Run Like The River” (“1 Hopeful Rd.”, 2015)
  50. Von Hertzen Brothers – “New Day Rising” (“New Day Rising”, 2015)
Anuncios

Nueva canción de The Hives

Por fin podemos disfrutar de una canción nueva de los suecos The Hives. Se trata de “Blood Red Moon” y podemos escucharla en una actuación en directo de la banda en el programa Skavlan. Nos encontramos con un cambio de registro bastante evidente, con un estilo muy western e incluso tarantiniano pasando por Nick Cave, algo oscuro y con la participación estrella de Benny Andersson (teclista de ABBA). A nosotros nos gusta.

Screen-Shot-2013-12-06-at-1.43.00-PM

Crónica: BBK Live 2013

Nunca había estado en Bilbao aunque sí en festivales de música de varios días de duración. Había que repartir bien las fuerzas, teniendo en cuenta que me ha tocado ir sin ningún tipo de acreditación, que dependía de otras personas y porque además quería ver lo que era para mí lo imprescindible del BBK Live de este año (ya me imagino lo que estaréis pensando: excusas, excusas, excusas…). En fin, a continuación me dispongo a narraros en plan informal y requetepersonal mi experiencia.

DÍA 1

Tras mil y una vueltas en autobús conseguimos llegar al Kobetamendi. Inspeccionamos la zona para saber dónde estaban todos los bares, baños, puestos de venta de merch… Y después nos acercamos a toda velocidad al escenario Heineken, donde estaban tocando Toy, unos melenudos rubios que parecían autómatas de las Meninas de Velázquez más que músicos. No es que sonaran mal (aunque no son mi estilo), pero les faltaba un poco de alegría y vestirse con ropa veraniega (¿jersey negro con cuello alto en julio? ¿WTF?). Por suerte después de ellos actuaban Billy Talent, que aunque pienso que deberían haber estado en el escenario principal, dieron un espectáculo sin igual. Entre el público se infiltraron tres o cuatro folloneros que intentaron aguarnos la fiesta a todos los demás, pero entre codazos y empujones no lograron su propósito. Los canadienses hicieron un buen y rápido repaso a los principales éxitos de su discografía (cayeron “Fallen Leaves“, “Surrender“, “Try Honesty“, “Rusted From The Rain“, “Surprise Surprise“…) y nos recordaron que ya habían pasado 5 años desde la primera vez que pasaron por nuestro país. He de decir que me falló un poco el sonido, porque es extraño que a Benjamin Kowalewicz no se le escuche bien con esa peculiar voz que tiene.

Billy Talent

Billy Talent

Después de Billy Talent visitamos los stands, entre los que se encontraba el de Rockzone, Vodafone Ink (donde te podías hacer tatuajes de henna) y varias marcas de merch (a parte del stand del merch oficial del festival). Más tarde nos quedamos viendo el concierto de Editors, cuyo estilo no me vuelve loca, pero he de decir que tienen un directo buenísimo y como calentamiendo para Depeche Mode estaban bien. Oh, Depeche Mode… Menudo grupazo. Tienen tropecientos años y no parecen haber perdido nada de fuelle, sobre todo su cantante David Gahan, al que le salieron unas cuantas grupis nuevas esa noche. Tocaron varias canciones de su nuevo trabajo “Delta Machine“, pero no se olvidaron de sus éxitos de toda la vida (“Enjoy The Silence“, “Personal Jesus“, una preciosa interpretación de “Judas“, “Just Can’t Get Enough“, “Walking In My Shoes“… Ya sabéis). No decepcionaron en absoluto a pesar de que hubo algún fallo técnico y dieron un muy buen show.

Depeche Mode

Depeche Mode

Para terminar, la guinda de la noche: Biffy Clyro. El escenario Heineken pudo haber saltado por los aires con la actuación de los escoceses, que parecían tan emocionados como su audiencia (más tarde nos preguntarían vía twitter qué nos habían echado en el agua). Hubiera sido perfecto que su setlist fuera más largo, pero aún así la selección de temas no estuvo nada mal, aunque me faltaron “Folding Stars”, “Who’s Got A Match?” y alguna del “Blackened Sky”. De todas formas sonaron los singles de su último trabajo “Opposites” (“Biblical“, “Black Chandelier“, “Opposite“, “Stingin’ Belle“, además de “Spanish Radio” o “Sounds Like Balloons” – y también tocaron por primera vez una de las nuevas que no recuerdo cuál era, disculpadme -), pasando por los singles del “Only Revolutions” (increíble volver a escuchar en directo “The Captain“, “That Golden Rule“, “God & Satan“, “Bubbles“, “Mountains” y la bellísima “Many Of Horror“). Después de aquello nos fuimos al hotel con una sonrisa que no se nos borró en las siguientes horas. ¡Mon The Biff!

Biffy Clyro

Biffy Clyro

DÍA 2
El segundo día fue cuanto menos extraño. No me despertaba tanto interés como el anterior ni como el siguiente. Fue el día conocido como el del moderneo y lo sabíamos. Aún así quisimos ver qué se cocía, aunque nos lo tomamos con una calma de libro. Y mejor para nosotros porque no nos esperábamos lo que iba a suceder. Después de un paseo – para comprarme yo una camiseta de Depeche Mode y tatuarme unas estrellitas de henna cual choni punk rocker – nos sentamos en el monte y pudimos ver que el escenario principal ya estaba petado. ¿La razón? El plato principal de la jornada era Kings Of Leon y aunque aún faltaban horas para su aparición, la gente ya estaba lista para verles. Pero antes tocaban The Vaccines, grupo que me sorprendió gratamente. Pero, ¡porca miseria!, cuando los británicos llevaban unas tres canciones y me estaban enganchando, empezó el apocalipsis. Los cielos se abrieron y empezó una fuerte tormenta, con rayos y truenos, que pareció significar el principio del fin. The Vaccines detuvieron el concierto y todo el mundo (unas 25-30.000 personas) intentó cobijarse bajo la pequeña carpa del escenario Vodafone. Mientras unos se tiraban por las laderas embarradas y otros nos hacíamos fotos con el batería de Dinero, que pasaba por ahí (Ekain, muy majo él), el escenario principal se despejó y sobre el escenario de Vodafone comenzaron a tocar los Fuel Fandango, una de las formaciones más raras que he tenido el honor (y a ratitos sueltos el suplicio) de ver. A mí el rollo electroflamencopop me tira patrás, no os voy a engañar, pero en originalidad ganan por goleada, la verdad sea dicha y no se me ocurriría decir que son malos en absoluto.

Cuando llevábamos cerca de una hora esperando en aquel pequeño y abarrotado recinto, decidí arriesgarme y comprobar cómo andaba la cosa. Ya no llovía, aunque chispeaba, así que mi acompañante y yo nos dirigimos al, ahora vacío, escenario BBK y así, sin currárnoslo y con unas barritas luminosas de ron Brugal (que nos regalaron por el camino), llegamos a la primera fila. Vacilamos un rato sobre la suerte que habíamos tenido y yo empecé a hacer bromitas sobre la canción de “Sex On Fire” y así la espera no se nos hizo muy larga. Los Kings Of Leon y su fabuloso músico de apoyo (conocido desde ese día como “el cachas de ensueño”) aparecieron sobre el escenario y se desató el griterío y la locura entre el público. Ahora sí, eso estaba hasta los topes de fans de los Followill. Y bueno, yo ya no sé si es que no comprendo ciertos estilos o si me he vuelto muy exigente o qué me pasa, pero aunque los de Nashville dieron un concierto clavado (sonaban perfectísimos), me dejaron fría. Conocía algunas de sus canciones y tenía ganas de escucharlas en vivo y, aunque sonaban exactas a las grabaciones de estudio, me faltaba algo. Un poco de gracia, de salero, de alma (qué profundo). Técnicamente son la repera, pero me aburrieron, así de simple. Mi acompañante sin embargo lo flipó (también es más fan), así que eso, no sé si el problema lo tengo yo que efectivamente no entiendo ese rock calmadito o si es que el “cachas de ensueño” me pareció más interesante que todo lo demás. Aún así yo me marché feliz por haber escuchado aquella “Molly’s Chambers” que tan diferente suena del estilo actual de la banda y que tanto me gustaba hace unos años. En cuanto terminaron tuvimos que marcharnos (sí, ya, sé que debería haberme quedado más, pero eran cuestiones ajenas a mí) y yo me marché exhausta. Había sido una jornada rara e interesante, pero no podía esperar a la siguiente.

Kings Of Leon

Kings Of Leon

DÍA 3
Y llegó el último día, reconocido como el “Día Verde”. La razón es obvia. Green Day iban a ser los artistas principales de aquel día (y no porque yo lo diga, dejad que hablen las 37 mil y pico personas que se congregaron en el Kobetamendi aquella noche). A la entrada nos encontramos con lo que nos esperábamos: tropecientos quinceañeros con camisetas del trío (bueno, ahora cuarteto) californiano, muchos además acompañados de sus padres. Lejos de molestarme (como a más de uno), a mí me pareció algo enternecedor y me recordó a aquel 28 de junio de 2005, cuando yo era la chavalina de 15 años que acudía a ver a Green Day, su banda favorita, por primera vez. No os mosqueéis con los críos, que en algún momento tienen que empezar a fijarse en los grupos de los mayores (y si no os mola, no os quejéis de Justin Bieber y los One Direction, hipócritas). Bueno, sigamos con el festival. Esa vez no nos relajamos, entramos con todas las prisas del mundo mundial para pillar un buen sitio y me congratula decir que lo logramos. No tardaron mucho en aparecer Jamie N Commons (muy populares gracias a “The Walking Dead”) sobre el escenario y la verdad es que me encantaron (y por fin supe de quién era la versión de esta canción que últimamente no dejo de oír en todas partes). Además de tocar y cantar como los ángeles, los mozos tenían pinta de simpáticos, como apunte personal.

Y después de Jamie N Commons, llegó la gran explosión. The Hives aparecieron en el escenario con un enérgico y exquisito concierto, como de costumbre. Creo que es una de esas bandas a las que no me cansaré jamás de ver en directo porque son un circo y encima suenan de vicio. Eso sí, ya podían haberles dado más tiempo, porque… Bueno, en breves sabréis por qué. Entre sus discursos en pseudoespañol y sus movimientos de cadera, Pelle Almqvist se ganó el cariño y la simpatía de todo el respetable (como siempre) y sonaron temas de todos sus discos (salvo del “Barely Legal”), desde sus éxitos más recientes (“Come On!“, “Wait A Minute“, “Go Right Ahead“…) a los que ya son considerados clásicos de los suecos (“Tick Tick Boom!“, “Hate To Say I Told You So“, “Won’t Be Long“, “Walk Idiot Walk“…).

The Hives

The Hives

Y después de esta actuación tan brutal, llegó el definitivo anticlímax. Lo he dicho en voz alta y en mi Facebook: si hay un hilo musical en mi infierno personal, probablemente se compone en su mayoría de canciones de Vampire Weekend. Lo sé porque alguien tuvo la brillante idea de colocar a estos neoyorquinos (de refinado acento europeo…) entre dos de las más importantes bandas de rock de los últimos años. Las malenis y los gafapastas allí congregados lo gozaron, seguro, pero los demás nos vimos tentados de cortarnos las venas a la tercera canción, cuando descubrimos que todo sonaba exactamente igual de coñazo y pesado, con esos ruiditos y esas guitarritas surferas-reggae-moñas y esas baterías chusteras. Diréis que soy muy dura con los chavales, pero es que no estabais allí (y lo mismo hasta os gusta ese rollo, lo cual es perfectamente respetable no, no lo es).

Después de cosa de hora y media de horror y muerte cerebral, empezó a sonar de fondo “Bohemian Rhapsody” como preludio de que una banda de un rock, digamos, más clásico iba a salir y quería al público completamente entregado. Tras la masterpiece de Queen, apareció el famoso conejito rosa (mascota de Green Day) para animarnos mientras sonaba “Blitzkrieg Bop” y no tuvimos que esperar mucho más para que Green Day aparecieran sobre el escenario. Es cierto que ya no conservan esa frescura de la que hicieron gala en la era “American Idiot” (cuando aún no estaban acostumbrados a ser una banda de estadio) y que todo está más trillado y guionizado (repiten los mismos truquitos que saben que funcionan), pero aún así merece la pena verles en directo. Tocaron algunos temas de la trélogy (“99 Revolutions“, “Oh Love“, el nuevo himno del punk “Let Yourself Go“, “Brutal Love“…), pero sobre todo se centraron en sus éxitos anteriores, especialmente de sus archiconocidos “Dookie” (cayeron las típicas, pero también nos sorprendieron interpretando “Chump” y “Burnout“) y “American Idiot” (cayeron “Wake Me Up When September Ends” – que no sonó en su anterior visita -, “Holiday“, “St. Jimmy“, “Jesus Of Suburbia“, una semiacústica “Boulevard Of Broken Dreams“…), además de “Know Your Enemy“, “Minority“, “Hitchin’ A Ride“, “King For A Day” (esta vez sin calvo de Billie Joe Armstrong, pero sí con una demostración por parte del frontman al saxofón). Tré Cool cantaría parte de Shout” de The Isley Brothers (cover a la que nos tienen acostumbrados a parte de “Highway To Hell” y “Break On Through”) mientras el cantante se colocaba tras la batería, también aprovecharían sus speech para meterse con los tiempos de corrupción y miseria que nos han tocado vivir, pidiéndonos que disfrutáramos de ese momento, que hasta que el concierto acabara sólo teníamos que sentir “love and joy“. Sacaron a gente del público a cantar, tocar la guitarra (por cierto, uno de los hijos de Armstrong echó una mano como guitarra de apoyo en “Longview“) y a tirarse desde el escenario. Lanzaron camisetas, agua y papel higiénico… La verdad es que fue muy divertido para todos los presentes. Y aún no he hablado del bajista Mike Dirnt, pero es que ya le conocéis: es siempre el más discreto, aunque se le vio muy emocionado y entregado durante todo el show. Cuando sonó “Good Riddance (Time Of Your Life)” supimos que las dos horas y pico de concierto de los californianos habían llegado a su fin, aunque nos prometieron volver en breves a España, así que no pudimos sentirnos del todo tristes. Y pasando de ver al borde de John Lyddon con PiL, nos fuimos (de nuevo también por causas ajenas a mí). Y así, por todo lo alto, terminaron mis tres días de festival.

FIN

Canciones para…

Para hacer listas estoy yo… Pero por alguna razón me encantan el dramatismo y los llantos desenfrenados acompañados de kilos de chocolate, victimismo y Häagen-Dazs (esto último es por copia y pega, que no sabía escribirlo). No todos los días son buenos y también necesitamos compañía. Pero que no sea de alguien que nos diga “¡Anímate!”, sino de alguien que nos deje regodearnos en nuestra pena y en nuestra miseria por unos minutitos. A continuación os dejo una breve lista de canciones para desahogaros a gusto cuando lo que necesitais es eso, explotar y sentiros identificados con alguien en vuestra tragedia griega personal. Pero después os dejo otras que os servirán para ir alegrandoos la vida poco a poco (que si no igual os pensáis que soy emo o algo).

10 CANCIONES PARA MORIRSE DE PENA

1. PRÁCTICAMENTE CUALQUIER CANCIÓN DE DAMIEN RICE
A este señor le pasa como a Álex Ubago: cuando escriba canciones alegres su carrera se irá al garete. No sé qué dirán todas sus letras, pero melódica e instrumentalmente parece estar aludiendo a un suicidio inminente. Y nadie hace nada, sólo le compramos los discos (que son buenos aunque te dejen hecho un trapo) y al parecer con eso es suficiente. Aunque en su favor diré que es menos empalagoso y más sentido que nuestro Álex, el pobrecito.

2. “SOMEONE LIKE YOU” – ADELE
Habrá quien diga que esta canción tiene un algo de esperanza, de luz al final del túnel. Y supongo que así es, pero realmente lo que yo veo es una Adele bien jorobadilla porque su ex ha rehecho su vida y es feliz sin ella, que todavía no ha pasado página. Que por mucho que le desee que le vaya bien se nota cierto resquemor. Si es que el amor es muy agrio cuando no es correspondido.

3. “SONG OR SUICIDE” – HIM
Esta canción de un minuto y poco de duración la compuso Ville Valo cuando pasaba por la que al parecer fue la peor etapa de su vida al ser víctima de maltratos por parte de su pareja de entonces. Y para mí hizo un trabajo increíble logrando mostrar toda su amargura en algo tan sencillo. Pensaréis que soy lo peor por lo que voy a decir a continuación, pero lo cierto es que este tío trabaja mejor cuando está hecho polvo, porque desde que es “feliz” ha lanzado “Screamworks” y “Tears On Tape” (que ha sido trágico también, pero para los fans).

4. “WHITE COLLAR LIES” – KOPEK
Un mensaje muy claro: la guerra da asco. Sobre todo por toda la corrupción que hay detrás, todas las mentiras adornadas y las políticas perniciosas de las que echan manos ELLOS, los de arriba, para conseguir más dinero o más poder o vete tú a saber qué, porque nunca es suficiente. El precio, por desgracia, lo pagan los de abajo. La dura realidad del día a día.

5. “WHERE DID YOU SLEEP LAST NIGHT?” – NIRVANA
Si la letra no os dice lo suficiente, dejad que la voz de Kurt Cobain os cabree y os frustre más con esta versión de un tema folk de compositor desconocido. Aquí el bueno de Kurt le preguntaba a su churri de turno dónde había pasado la noche. Que si le había puesto los cuernos, vaya (ya estáis pensando todos en Courtney Love, ¡malpensados!).

6. “OLVIDO” – LILITH
Hay amores que matan o que te anulan, que te hacen olvidarte de quién eres y de lo que quieres en la vida. Es duro, pero aquí la protagonista decide cortar con todo eso, por muy doloroso que le resulte, para poder, simplemente, olvidar y seguir adelante.

7. “CANCER” – MY CHEMICAL ROMANCE
Esta canción nos ha arrancado lágrimas a más de uno. Es que es muy chunga, la verdad. Esta canción es algo así como una despedida por parte de un enfermo terminal de cáncer. Pero eh, es menos morboso de lo que parece.

8. “SURRENDER” – BILLY TALENT
Una canción sobre la eterna y triste historia del pagafantas. Porque es agotador vivir por y para alguien que siempre aspira a estar con cualquier persona… Siempre que esa persona no seas tú, claro. Pero podéis ser amigos, ¿eh?

9. “SO FAR AWAY”- AVENGED SEVENFOLD
Esta canción es ya una especie de himno para muchos seguidores del grupo californiano, sobre todo al ser una canción en homenaje al fallecido batería del grupo, Jimmy “The Rev” Sullivan. El mundo perdió a uno de los mejores músicos de los últimos años a una edad muy temprana, pero los Avenged perdieron a un amigo de toda la vida y la verdad es que no me gustaría tener que pasar por algo así.

10. “THE WINNER TAKES IT ALL” – ABBA
He estado tentada de poner la cover de McFly (el grupo ñoño, no el entrañable personaje de “Regreso Al Futuro”), pero al final la que me convence del todo es la de Abba, que para algo es suya (aunque la de Meryl Streep tampoco está mal). Llamadme antigua, pero a mí esta canción me pone los pelos de punta, qué os voy a decir. Y también me pone triste como pocas, porque el mensaje de que en las relaciones rotas siempre hay alguien que gana y alguien que pierde no me resulta nada agradable.

10 CANCIONES PARA SALIR DEL HOYO

1. “GIVES YOU HELL” – THE ALL-AMERICAN REJECTS
¿Quién no ha pensado alguna vez lo guay que sería que aquella ex-pareja le viera feliz y contento y que se muriera de celos y de rabia? No mientas, seguro que tú también y Tyson Ritter y cía no iban a ser menos y decidieron cantarlo a pleno pulmón en esta canción.

2. “LET YOURSELF GO” – GREEN DAY
No tiene sentido aguantar a gente que no te aporta nada, que te agota física, emocional y mentalmente, que sólo se queja, que no escucha y que, en definitiva, te saca de tus casillas. Si aún así decides seguir lidiando con personas así, al menos date el lujo de desahogarte un poco.

3. “ROOFTOPS (A LIBERATION BROADCAST)” – LOSTPROPHETS
Tengo mis reservas a la hora de colocar esta canción aquí debido a que no me mola que el cantante de este grupo esté esperando a ser juzgado por pederastia, pero corramos un tupido velo por el momento, ya que a pesar de todo esta canción es motivadora como pocas. Todos nos preguntamos qué sentido tiene todo lo que nos pasa y todo lo que hacemos, si tiene algún peso… La vida, al fin y al cabo, es un viaje en busca de ese sentido y sólo lo encontraremos viviendo y tratando de ser felices con todo lo que hagamos. Esta canción habla más o menos de eso, de vivir a tope, de no lamentarse por los errores y por las veces que no nos toque ganar.

4. “AMERICAN BOY” – JULIETTE & THE LICKS
Aquí la buena de Juliette y sus Licks se ríe de la sociedad. En este caso se trata de la sociedad americana, pero podría aplicarse a la sociedad en general. Se ríe de su hipocresía, de la cosificación de la mujer y de todo lo que nos venden como bueno y real (ya sean productos, personas o conceptos) y que al final resulta artificial, falso y carente de sentido.

5. “ASSASSINATE ME” – JESUS ON EXTASY
La envidia es muy mala y la manía persecutoria de mucha gente sin personalidad ni imaginación también. Siempre va a haber alguien que te acuse de creerte más que nadie o de no ser auténtico o vete tú a saber qué. Aquí los Jesus On Extasy no se cortan un pelo y le dejan muy clarito a ese tipo de gente que van a seguir haciendo lo que quieran como quieran, que si le fastidia tiene un problema que es sólo suyo (tambiéna les invitan a hacerse la cirugía estética por feos).

6. “BRICKS” – RISE AGAINST
Una canción sobre el cambio. Porque por mucho que digan que la sociedad actual es conformista y que no lucha, aún hay personas que luchan y que preparan el terreno para que exista la oportunidad de conocer un futuro mucho mejor. No es fácil, pero mientras haya esperanza y algo de rebeldía en la humanidad tendremos una oportunidad. 

7. “WON’T BE LONG” – THE HIVES
Los suecos son otros de estos que podrían animar hasta un funeral. Su actitud de disfrutar del rock y de pasar de vergüenzas e inhibiciones es de lo más contagiosa. En esta canción directamente deciden pirarse del lugar donde están porque se aburren y porque no les gusta el tipo de personas que aquel lugar les hace ser. Una escapadita a tiempo no le viene mal a nadie, porque ya véis que ni los Hives se libran de estas tensiones.

8. “PUNK ROCKER” – MALLORY KNOX
Descubrí a mis amigos los Mallory Knox (que acaban de lanzar un nuevo EP que podéis oír aquí) cuando tenía 15 añitos gracias a esta canción, y desde entonces he tenido siempre presente el lema “I wanna be punk rocker”. Cambiad “punk rocker” por aquello que queráis ser. Que nadie os diga que no podéis ser lo que vosotros queráis y nunca perdáis la ilusión por lo que os apasiona de verdad.

9. “MORIRSE DE PENA” – LA PULQUERÍA
Si la chica que te mola juega contigo pero al final pasa de ti, pasa tú de ella y piensa que hay más peces en el mar y probablemente mejores que ése. Del dolor se aprende y no hay que estar pasándolo mal siempre por la misma persona.

10. PRÁCTICAMENTE CUALQUIER CANCIÓN DE ANDREW W.K.
El colega más juerguista de Marky Ramone sabe lo que es la diversión, irse de fiesta, desfasar, pillarse el pedo, bailar toda la noche… Da igual lo que escuches de Andrew W.K. y da igual lo que te esté contando. Te van a dar ganas de pegar saltos y de liarla.

Lex Hives

Hacía bastante tiempo que no esperaba con tantas ganas la salida de un disco y que además me dejara con tan buen sabor de boca. Los suecos The Hives lo han vuelto a hacer. Han vuelto a sacar otro discazo recurriendo a su fórmula garagera y estridente. Desde luego es algo que nunca les falla y aún menos si encima te encuentras con un temazo tras otro. Lo primero que me vino a la mente tras la primera escucha de “Lex Hives” fue que tenía mucho de “The Black And White Album” en cuanto a melodías pegadizas, pero a la vez conservaba la esencia punk de su primer trabajo “Barely Legal” en ciertos momentos. Aún así, a medida que vas escuchando el álbum más veces y con más atención te das cuenta de que no se han privado de nada, han experimentado y creo que la jugada les ha salido bastante bien.
“Lex Hives” nos da la bienvenida con “Come On!“, una canción de poco más de un minuto de duración que te mete la fiesta en el cuerpo aunque no quieras y que es, por supuesto, la propuesta con la que han abierto sus conciertos últimamente. Seguimos con “Go Right Ahead“, una canción que ya nos es más que familiar a los que seguimos a la banda y que viene con instrumentos de viento y grititos y coros de la marca Almqvist. “1000 Answers” llega llena de energía y recordándonos a los The Hives de “Tyrannosaurus Hives” – por si alguien lo echaba de menos – y da paso a “I Want More“, en la que nos encontramos con toques que podrían recordar a unos The White Stripes más estridentes de lo habitual y que es básicamente un tema rockero con un Pelle Almqvist haciendo alarde de su arrogancia al más puro estilo Jagger (la cuál se puede permitir). “Wait A Minute” es una de las piezas más sorprendentes de este disco al ser un tema en el que predominan sin duda alguna las voces por encima de la instrumentación, marcando ellas casi la base sobre la que se apoya toda la canción. “Patrolling Days” y “Take Back The Toys” siguen con la fórmula típica de los suecos, la cual, como ya he dicho, simplemente les funciona. “Without The Money” es la canción “lenta” de “Lex Hives”, si es que se puede decir eso. Es una canción con raíces soul y sesenteras que al igual que la lenta “Find Another Girl” – de su álbum “Veni Vidi Vicious” y que es una versión de una canción de Jerry Butler – resulta más una burla que otra cosa. Me empiezo a preguntar seriamente si alguna vez nos darán una balada de verdad, aunque creo que tampoco pasaría nada si no fuera así. “These Spectacles Reveal The Nostalgics” es otro típico tema acelerado, cortesía de la formación y va seguido de “My Time Is Coming“, tema cuyo oscuro inicio le vendría que ni pintado al villano de alguna película serie B hasta que entra la batería y el señor Almqvist se va viniendo arriba poco a poco (algo similar a lo que hacía en “Won’t Be Long“, con esos cambios de grave a agudo). “If I Had A Cent” y “Midnight Shifter” cierran “Lex Hives” por todo lo alto, con un acelerón final tras un disco divertido, bailable, explosivo y sin temas de relleno. Vamos, lo que viene a ser un disco de The Hives. Creo que habrán pocas quejas. Sólo queda ver cómo lo adaptan al directo, aunque siendo la mejor banda de la actualidad en directo (y no porque yo lo diga) es fácil saber que estarán a la altura.
No os olvidéis de que “Lex Hives” sale a la venta el próximo 5 de junio (aunque ya está disponible en Spotify) y que en diciembre estarán en tierras españolas – 1 de diciembre en Madrid y 2 de diciembre en Barcelona -.

Lex Hives

Lex Hives

Playlist de hoy: <— 
1. “A.K.A. I-D-I-O-T” de The Hives (del álbum “Barely Legal”)
2. “Hate To Say I Told You So” de The Hives (del álbum “Veni Vidi Vicious”)
3. “Walk Idiot Walk” de The Hives (del álbum “Tyrannousaurus Hives”)
4. “Tick Tick Boom” de The Hives (del álbum “The Black And White Album”)
5. “Go Right Ahead” de The Hives (del álbum “Lex Hives”)
6. “Throw It On Me” de Timbaland ft. The Hives (del álbum “Shock Value”)
7. “Seven Nation Army” de The White Stripes (del álbum “Elephant”)
8. “Sympathy For The Devil” de The Rolling Stones (del álbum “Beggars Banquet”)
9. “Dance With Somebody” de Mando Diao (del álbum “Give Me Fire”)
10. “You Really Got Me” de The Kinks (del álbum “Kinks”)

Septiembre…

Se está acabando el que hasta ahora ha sido el verano más largo y pesado de mi vida. Trabajar cuando todos están de vacaciones es un coñazo. Pero por suerte, la música no deja de liberarme de las garras del aburrimiento (o lo que es lo mismo: me salva la vida) sin pedirme nada a cambio. Leer revistas musicales, escuchar grupos en los que aún no había reparado demasiado, ver algún documental sobre alguna banda, efectuar alguna escapada nocturna a una discoteca en donde pinchen temas que sé que me gustan… Esas cosas son las que me dan la vida últimamente. Pero por suerte ya estamos en septiembre, un mes algo negro y triste por varias razones que todos sabemos, pero que a pesar de todo tiene algo que nos evoca una especie de renacimiento, un nuevo comienzo. Después de los desfases veraniegos en el fondo se agradece un retorno a la normalidad, decides comprometerte a hacer ciertas cosas durante este nuevo curso-ciclo-etapa que comienza… No está tan mal, vaya. Yo, personalmente, me siento agradecida por que este controvertido mes haya llegado ya que no voy a parar quieta. Me esperan conciertos muy interesantes. De alguno hablaré aquí. De otros en Binaural.

Puedo decir que hemos empezado con buen pie la nueva temporada, ya que el sábado 3 tuve la maravillosa oportunidad de tocar en la sala Caracol (una de las mejores de Madrid) con mi grupo, Fizzy State, con motivo del concurso Impulso para nuevas bandas. Desconocemos aún si pasaremos a la siguiente ronda, aunque haber tocado en un sitio así es ya un regalo (pero si deciden que somos lo suficientemente buenos como para pasar a la siguiente fase, no les vamos a decir que no).
Otra cosa que me gustaría contar es que ayer tuve la oportunidad de estar al lado de Pelle Almqvist (líder de The Hives) cuando asistió a una DJ Set protagonizada por él en Supersonic. No es que tuviéramos una gran conversación y tampoco es que pasara nada realmente digno de mención (ni le invité a una Budweiser ni nos fuimos de fiesta en plan supercolegas ni divisamos un ovni ni nada), pero supongo que más de uno podrá comprender lo que se siente al codearse con alguien a quien admiras. Este señor para mí es, dejando de lado la palabra ídolo (que puede malinterpretarse con facilidad y no refleja lo que quiero decir), un ejemplo a seguir en lo que se refiere a talento, creatividad y actitud sobre el escenario. Aunque he de decir que no vi nada de esa actitud chulesca tan característica del señor Almqvist. Fue muy humilde y muy amable con todo aquel que se acercó a hablar con él o a pedirle una foto. Y esa chaqueta de terciopelo… Era magnífica.
¡Oh! ¿Y sabéis que han abierto un nuevo Fnac en Madrid? Lo inauguraron el pasado jueves 8 y está al ladito del Corte Inglés de Castellana, lo que supone una gran alegría para muchos que ya no tenemos que hacer recorridos tan largos para comprarnos un disco o para curiosear por los estantes. Yo ya he podido satisfacer ligeramente mi mono melómano esta misma mañana…

Y de momento hasta aquí puedo contar. Muchas gracias a todos los que os toméis unos minutos de vuestro tiempo para leer este blog. Os dejo un playlist especial con las canciones que más están sonado en mi reproductor últimamente. ¡Rock and Roll!

Pelle Almqvist DJ Set

Pelle Almqvist DJ Set

Playlist de hoy: <—
1. “Noise About Nothing” de Fizzy State (del EP “Noise About Nothing”)
2. “Rompiendo Las Paredes” de Crimentales
3. “Because Of You” de Skunk Anansie (del álbum “Smashes and Trashes”)
4. “I Will Follow” de U2 (del álbum “Boy”)
5. “I Think I’m Paranoid” de Garbage (del álbum “Version 2.0”)
6. “Homecoming” de Green Day (del álbum “American Idiot”)
7. “Anywhere With You” de Saves The Day (del álbum “In Reverie”)
8. “Cold Coffee” de Living With Lions (del álbum “Make Your Mark”)
9. “Black Sheep” de Metric (de la B.S.O. de “Scott Pilgrim Vs. The World”)
10. “Breed” de Nirvana (del álbum “Nevermind”)
11. “Try It Again” de The Hives (del álbum “The Black And White Album”)
12. “Since U Been Gone (cover)” de A Day To Remember (del álbum “For Those Who Have A Heart”)
13. “Venus” de Lilith (del álbum “No Te R.I.N.D.as”)
14. “The Mayfly” de Millencolin (del álbum “Pennybridge Pioneers”)
15. “Believe” de Negative (del álbum “Neon”)

Ese loco fin de semana en el Dcode…

Después de dos días extenuantes, el festival Dcode ha llegado a su fin, dejando en general un buen sabor de boca y un agotamiento del cual yo por lo menos no me arrepiento. Es verdad que la organización a la hora de canjear las entradas por pulseras o a la hora de separar a la gente por filas según el tipo de entrada que tuvieran (abono o de un día) dejó que desear, por no hablar de lo lejos que estaban las taquillas de la entrada (que con el calor que hizo daba bastante pereza tener que moverse de un lado a otro). Pero realmente todo eso se te olvidaba una vez estabas dentro del Complejo Deportivo Cantarranas viendo a tus artistas favoritos en acción.
Continuar leyendo