2016

Otro año que llega a su fin; otro año que vengo con mi lista. Top 50 de canciones bastante variadas y con alguna ausencia sonada (podrían aparecer en mi lista del año que viene). Aún así no creo que haga descender el nivel. Por mucho que nos quejemos de la cantidad de canciones calcadas unas de otras que triunfan en el pop, sigue habiendo buen material. Aunque las cosas se pongan difíciles, la buena música (al menos la que yo considero como tal) sigue abriéndose paso.
Me llama la atención la cantidad de versiones que he incluido este año, lo cual se ha debido en parte a los iconos de la música que nos han dejado durante este 2016 (David Bowie, Prince, Leonard Cohen, Glenn Frey, Pete Burns…) y que han sido homenajeados por multitud de artistas. Personalmente, no sé qué esperar de un mundo en el que ya no existe David Bowie.
Ha sido un año interesante, como casi todos; con regresos muy esperados, vueltas a las raíces, canciones que se cargan las etiquetas que nos empeñamos en poner o que hacen que dichas etiquetas nos importen poco si la música merece la pena…
Eso sí, espero que con el percal en el que nos encontramos, 2017 sea un año mucho más punk. Porque hace falta gritar más alto.

Podéis escuchar las canciones clicando sobre cada título o podéis acceder a la lista que he creado en SPOTIFY.

  1. AFI – “White Offerings” (“The Blood Album”, 2017).
  2. Against Me! – “Crash” (“Shape Shift With Me”, 2016).
  3. Alcest – “Kodama” (“Kodama”, 2016).
  4. Amanda Palmer & Jherek Bichoff – “Ashes To Ashes” (“Strung Out In Heaven: A Bowie String Quartet Tribute”, 2016).
  5. Bad Seed Rising – “I Can Feel You” (“Awake In Color”, 2016).
  6. Biffy Clyro – “Animal Style” (“Ellipsis”, 2016).
  7. The Big Bench – “Let It Rain (Piano Version)” (“Lamp Light The Fire, Volume 2: A Compilation Of Quiet(ER) Songs”, 2016).
  8. Billy Talent – “Leave Them All Behind” (“Afraid Of Heights”, 2016).
  9. Blaqk Audio – “You Spin Me Around (Like A Record)” (“You Spin Me Around (Like A Record)”, 2016).
  10. Bruno Mars – “24K Magic” (“24K Magic”, 2016).
  11. Cobi – “Don’t You Cry For Me (Acoustic)” (“Don’t You Cry For Me (Acoustic)”, 2016).
  12. David Bowie – “Lazarus” (“Blackstar”, 2016).
  13. The Dirty Nil – “Zombie Eyed” (“Higher Power”, 2016).
  14. Disco Ensemble – “Fight Forever” (“Afterlife”, 2017).
  15. Frank Iero And The Patience – “Oceans” (“Parachutes”, 2016).
  16. Garbage – “Empty” (“Strange Little Birds”, 2016).
  17. Good Charlotte – “Life Changes” (“Youth Authority”, 2016).
  18. Green Day – “Bang Bang” (“Revolution Radio”, 2016).
  19. Hey! Hello! – “This Ain’t Love” (“Hey! Hello! Too!”, 2016).
  20. Imelda May – “Call Me” (“Call Me”, 2016).
  21. Juliette Lewis – “Any Way You Want It” (“Future Deep”, 2016).
  22. La Maravillosa Orquesta Del Alcohol – “Ojalá” (“Ojalá”, 2016).
  23. La Pulquería – “Borrascas & Anticiclones” (“Lobo De Bar”, 2016).
  24. Lacey Sturm – “Impossible” (“Life Screams”, 2016).
  25. Lady Gaga – “Million Reasons” (“Joanne”, 2016).
  26. LP – “Lost In You” (“Death Valley”, 2016).
  27. The Menzingers – “Bad Catholics” (“After The Party”, 2017).
  28. MGT con Ville Valo – “Knowing Me Knowing You” (“Volumes”, 2016).
  29. Nothing – “A.C.D. (Abcessive Compulsive Disorder)” (“Tired Of Tomorrow”, 2016).
  30. Nothing But Thieves – “Wake Up Call” (“Nothing But Thieves”, 2015).
  31. Pussy Riot – “Make America Great Again” (“xxx”, 2016).
  32. RAT BOY- “MOVE” (“MOVE”, 2016).
  33. Rayden – “No Hago Rap” (“Antónimo”, 2017).
  34. Rebel Machine – “Don’t Tell Me I’m Wrong” (“Nothing Happens Over Midnight”, 2016).
  35. Reignwolf – “Hardcore” (“Hardcore”, 2016).
  36. Rival Sons – “Baby Boy” (“Hollow Bones”, 2016).
  37. The Royal Flash – “That Something” (“Hysteria”, 2016).
  38. Royal Republic – “Any Given Sunday” (“Weekend Man”, 2016).
  39. Ruth B – “Lost Boy” (“The Intro”, 2015).
  40. Saosin – “Control And The Urge To Pray” (“Along The Shadow”, 2016).
  41. Sia – “Cheap Thrills” (“This Is Acting”, 2016).
  42. Stereophonics – “C’est La Vie” (“Keep The Village Alive”, 2015).
  43. Sum 41 – “Fake My Own Death” (“13 Voices”, 2016).
  44. The Temperance Movement – “Three Bulleits” (“White Bear”, 2016).
  45. Thrice – “Black Honey” (“To Be Everywhere Is To Be Nowhere”, 2016).
  46. Tim Vantol – “Burning Desires” (“Burning Desires / Till The End”, 2016).
  47. Tomaccos – “Let Me In” (“Easyhill, Tn.”, 2016).
  48. Ville Valo – “Olet Mun Kaikuluotain” (“Olet Mun Kaikuluotain”, 2016).
  49. The Virginmarys – “Push The Pedal” (“Divides”, 2016).
  50. Weezer – “Endless Bummer” (“Weezer (White Album)”, 2016).

Bonus track: Teamheadkick – “Deadpool Rap – Film Mix” (“Deadpool (Original Motion Picture Soundtrack)”, 2016).

Heaven’s Basement versionan a Lady Gaga

Lo de hoy más que una noticia es una curiosidad y es que no he podido evitar caer en la tentación de compartir con vosotros esta actuación en la que Heaven’s Basement versionan “Do What U Want“, una de las nuevas canciones de Lady Gaga. Aún no he escuchado la versión original, pero oír esta cover más rockera ha hecho que la canción por ahora me guste un poco.

heavens-basement

Noticias

AxeWound, el supergrupo de Matt Tuck y Liam Cormier, están que no paran. Acaban de presentar el vídeo de “Exorchrist“. Disfrutadlo.

Green Day la han liado parda. Tras mucho anunciar el esperado IHeartRadio Festival, la cosa no ha acabado tan bien como todo el mundo habría querido. Y es que al parecer la organización decidió acortar el concierto de la banda californiana (de 45 a 25 minutos) a última hora para ampliar la duración de la actuación del siguiente artista (Usher). El frontman, Billie Joe Armstrong, entró en cólera y montó un numerito que será difícil de olvidar, rompiendo junto al bajista Mike Dirnt los instrumentos y lanzando un discurso repleto de rabia (y con frases que están causando sensación en la red, como “¡No soy el jodido Justin Bieber, hijos de puta!”). Todas unas drama queens estos Green Day, aunque oye, sus razones no les faltaban… Aquí tenéis el vídeo con las pruebas:

Fuentes fidedignas me informan de que el perfume de Lady Gaga, “FAME“, no huele ni a sangre ni a semen como se nos había ido vendiendo, por si alguien tenía sus dudas. Sale a la venta en España hoy, 23 de septiembre, en las tiendas Sephora.

Born This Way

Ayer, 23 de mayo, salió a la luz oficialmente el nuevo álbum de Lady Gaga, “Born This Way“. Ni corta ni perezosa, abrí mi Spotify y me puse a escucharlo, con muchas ganas, ya que los temas de adelanto del disco (“Born This Way“, “Judas“, “The Edge Of Glory” y “Hair“) ya estaban más que asimilados en mi cerebro y necesitaba saber cómo era el resto. Como suele pasar últimamente, hay dos versiones del álbum, la normal y la versión deluxe (que contiene dos temas más) pero ¡Ah! ¡No tengo cuenta Premium! Así que me toca conformarme con la standard.

En general, el álbum es más glam y ochentero que los dos anteriores (“The Fame” y “The Fame Monster“) y podríamos pensar que Gaga ha perdido algo de originalidad, ya que los parecidos entre su estilo y el de Madonna en este álbum son descarados y hasta insultantes para los fans de la reina del pop, pero la verdad es que, desde mi punto de vista, la señorita Germanotta hace que eso te dé igual porque acabas bailando y tarareando las canciones a pesar de todo (incluso aunque parezcas la Gallina Caponata al cantar “Judas” sin sintetizadores ni autotune).

El disco sigue en líneas generales una misma vía en la mayoría de las canciones, con algunos temas más destacables que otros y, por desgracia, algunos que desde mi punto de vista son más de relleno que otra cosa. Se veía venir cuando el álbum tiene quince canciones (de las cuales una es un remix de “Born This Way”) y para mí eso es un tracklist largo. Y lo habré dicho quinientas mil veces, pero no me cansaré de repetirlo: los álbumes que tienen tantos temas siempre corren el riesgo de que alguno sobre, incluso cuando la autora es Lady Gaga. Ay, Gaga, mira que me pareciste lista al tener sólo ocho temas en “The Fame Monster”, ¿Por qué no lo has vuelto a hacer? Me gusta quedarme satisfecha o con ganas de más, ¡pero no me gusta empacharme!

El álbum comienza por todo lo alto con “Marry The Night“, tema discotequero, para bailar, regodearse en lo que mola la noche y en lo que mola ser una chica guerrera. Seguimos con la canción que da nombre al disco, “Born This Way“, que nos muestra a una Lady Gaga reivindicativa, que apuesta por la igualdad y por considerarnos a todos bellos tal y como somos (personalmente me llena más esta canción que “Beautiful” de la Aguilera, que era como un himno para esta generación). En “Government Hooker” nos encontramos con una canción típica popera, de la que poco cabe decir realmente. Es algo irreverente en su lenguaje y al mencionar a Kennedy, pero por lo demás, no es de las más detacables del disco. “Judas” ya ha despertado mucha polémica gracias a su vídeoclip y aunque al principio resulta algo rayante, se le acaba cogiendo el gusto a la cancioncita. Para la gente que se piensa que es una burla a la Iglesia y todo eso, sabed que en la canción realmente se habla de cómo una mujer se puede enamorar de dos hombres y a la hora de elegir, puede equivocarse, elegir al chico malo en vez de escoger al bueno y acabar siendo ella juzgada por la sociedad y teniendo que pagar los platos rotos. Continuamos con “Americano“, en la que parte de la letra es en español. Podría decirse que es una curiosidad, que es una canción diferente dentro del disco (aunque me sorprende que después de tantos Alejandros, Robertos y Fernandos esta chica no tenga mejor pronunciación). Seguimos con “Hair“, un ochentero canto a la rebeldía y a que nos dejen ser nosotros mismos y que no nos corten el pelo (o las alas o la libertad). En “Scheiße” nos encontramos con un tema que Lady Gaga nos introduce diciendo “Yo no hablo alemán, pero puedo hacerlo si quereis” y, efectivamente, nos canta en alemán. Y por si os lo preguntabais, el traductor de Google (poco fiable, ya lo sé) me ha informado de que “scheiße” significa “mierda“. Qué malota es Germanotta. Seguimos con “Bloody Mary“, una canción más suave que las anteriores y que francamente y a pesar de su letra (mucho Jesús, crucifixiones, resurrecciones, baile y tralla de esa), no me dice demasiado, igual que la que le sigue, “Bad Kids“, aunque esta quizás con el tiempo la vaya asimilando mejor. “Highway Unicorn (Road To Love)” tiene un estribillo algo potente, pero lo demás no es para tirar cohetes. “Heavy Metal Lover” no es para nada un tema heavy metal y “Electric Chapel” me parece un coñazo de canción aunque el riff de guitarra de la intro parecía prometedor (estas son las dos canciones que definitivamente no habría incluido en el disco de haber podido decidir). Seguimos con “Yoü And I” y siento un gran alivio al encontrarme con el típico tema que sé que Gaga tocará en directo acompañada únicamente por su piano. Me encanta esta canción y cómo la cantante vive lo que canta, cómo rasga la voz y cómo transmite. Y por fin llega “The Edge Of Glory“, mi favorita sin lugar a dudas, a pesar de ser la típica canción de amor, porque con ese saxofón que es la guinda sobre la tarta y esa melodía tan pegadiza, me parece que el resultado es un tema redondo. Y terminamos con el prometido remix de “Born This Way“, que es eso, un remix (innecesario y horripilante).

No voy a buscar los bonus tracks incluidos en la edición deluxe, más que nada, porque me siento ligeramente agotada tras la escucha de la versión normal. No es que sea un mal disco y no es que me sienta terriblemente decepcionada. Pero sí que me esperaba algo más. Y no hablo de más canciones, hablo de más calidad en todo el disco y no sólo en unos cuantos temas. Sabemos que Lady Gaga dejó el listón muy alto con “The Fame Monster”, pero sabemos que podía repetirlo, aunque sólo fuera por la espectación que había en torno a “Born This Way” (que será lo que seguramente haga que este nuevo trabajo también triunfe). Espero que antes de sacar un cuarto trabajo, Gaga se tome un respiro, un descanso… Y que también reflexione sobre eso de que a veces menos es más.

Portada de "Born This Way" (edición normal). Digamos que es original.

Portada de "Born This Way" (edición normal). Digamos que es original.

Lady Gaga, ¿genialidad o timo?

De nuevo, cambiamos de registro. Aunque a la hora de hablar de rock, creo que es imposible que encontremos a alguien tan “rock” como Lady Gaga en lo que a carisma, actitud y calidad se refiere. Y es que digan lo que digan, el rock es también una forma de ser, un estilo de vida. Algo que se tiene o no se tiene. Y aunque esta mujer esté llamada a ser la próxima reina de pop, para mí ya dice mucho que su nombre provenga de una canción de los míticos Queen.

Lady Gaga (llamada en realidad Stefani Joanne Angelina Germanotta), nació en New York hace 25 años y desde muy pequeña era notable su gran sensibilidad para el arte, ya que desde los 4 años sabía tocar el piano y siempre participaba en los musicales de su colegio. Entró por adelantado en la Escuela de Arte de Nueva York, donde terminó de pulirse como música y compositora, pero pronto decidió irse de la escuela para comenzar su carrera musical, desafiando así los deseos de sus padres, a quienes prometió volver a estudiar si en un año no había triunfado. A los 19 años ya había firmado un contrato con Def Jam Recordings después de que un productor (L.A. Reid) la escuchase cantar por su oficina, aunque el contrato no duró mucho y gracias al productor RedOne nació la canción “Boys Boys Boys“, (una mezcla de canciones inspirada por “Girls Girls Girls” de Mötley Crue y “T.N.T.” de AC/DC). Empezó a hacerse llamar Lady Gaga y formó pareja artística con Lady Starlight, ofreciendo un espectáculo “pop rock burlesque” como homenaje a los 70 en locales newyorkinos. Gaga fue incorporando distintos elementos como la música electrónica y el glam hasta dar con su estilo. El productor Vincent Herbert la contrató en la discográfica Streamline Records para que escribiera canciones para artistas tales como Britney Spears, Fergie y New Kids On The Block entre otros. Al escucharla, el cantautor Akon decidió contratarla como cantante en su propio sello (Kon Live Distribution) y junto a RedOne dio forma a algunos de los temas de su primer disco. Así, en 2008 lanzó su primer álbum “The Fame“, que no tardó en convertirse en número uno en muchos países y no dejó de ganar premios gracias a canciones como “Just Dance“. Además la joven ya aprovechó para dejar entrever que no era una chica corriente en este mundo del pop donde cada nueva diva es una réplica casi exacta de una diva anterior. ¿Cómo? Lanzando comentarios de lo más polémicos y recalcando la homofobia que aún está presente en el mundo de la música aunque se nos quiera hacer creer lo contrario. Y por supuesto, su look llamaba la atención. Pero la locura se desataría el 18 de noviembre de 2009 con el lanzamiento de “The Fame Monster“, su segundo álbum. El LP sólo contenía 8 temas, pero eran mucho más directos y potentes que los de su primer disco y Gaga ha sabido explotarlos al máximo, exhibiendo indumentarias que se encuentran en un punto perdido entre la genialidad y el mal gusto. Y por supuesto supo ganarse el cariño y el odio de la prensa y el mundo con más contundencia que al principio. ¿Lady Gaga es idiota por adorar caer tan mal a la mitad de quienes la conocen? Yo no lo creo, la chica ha conseguido no ser indiferente a nadie. Aunque sea a base de mentiras o medias verdades (como cuando nos hizo creer a todos que era hermafrodita, ¿alguien sabe la verdad?). Todo el que la conoce necesita hablar de ella aunque sea mal. Y ya decía Oscar Wilde que no hay mejor publicidad que la mala publicidad. Y si a toda la polémica y a toda la controversia que causan tus palabras y tu estilo le sumas temas redondos como “Alejandro“, cuyos estribillos son contagiosos a más no poder gracias a sus estudiadísimas repeticiones y además no se libran de sonar en cada sarao, está claro que has triunfado y que va a ser difícil hacerte caer de donde estás. En la actualidad se encuentra terminando la elaboración de su tercer álbum, “Born This Way“, en el que parece haber optado por hacer críticas más profundas en sus canciones y en el que luce un look aún más provocativo si cabe que en sus dos primeros trabajos, añandiéndo además unos extraños implantes que se ha colocado por el cuerpo para conseguir el aspecto de “mamá monstruo” que quiere tener (sí, a mí también me parece… raro).

¿Qué más os voy a decir? Empecé odiando a Lady Gaga, luego la ignoré, siguió después un odio aún más visceral y ahora… Ahora simplemente la adoro. Para bien o para mal, es difícil escapar de su genialidad y es casi imposible no darse cuenta de que tiene algo que no tienen las divas del pop de toda la vida. Tiene la voz, tiene un aspecto diferente (aunque decidiera pasar de morena a rubia), sabe bailar, sabe de buena música y aunque nos quiera hacer creer que está al borde de la locura, estoy segura de que tiene los pies en el suelo más que ninguna otra persona en su situación y que por eso disfruta tanto haciéndonos creer lo contrario. Madonna, vete jubilando. Y Britney, olvídate de tu ascenso.

El aspecto actual de Lady Gaga

El aspecto actual de Lady Gaga

Playlist de hoy: <— 
1. “Paparazzi” de Lady Gaga (del álbum “The Fame”)
2. “Bad Romance” de Lady Gaga (del álbum “The Fame Monster”)
3. “Telephone” de Lady Gaga con Beyoncé (del álbum “The Fame Monster”) 
4. “Born This Way” de Lady Gaga (del álbum “Born This Way”)
5. “The Man Who Sold The World” de David Bowie (del álbum “The Man Who Sold the World”)
6. “La Isla Bonita” de Madonna (del álbum “True Blue”)
7. “Fire With Fire” de Scissor Sisters (del álbum “Night Work”)
8. “Fernando” de Abba (del álbum Frida ensam”)
9. “Ghost” de Michael Jackson (del álbum “Blood On The Dance Floor / HIStory In The Mix”)
10. “mObscene” de Marilyn Manson (del álbum “The Golden Age of Grotesque”)