Heaven’s Basement vuelven a España

Se acaba de confirmar esta buena noticia. Heaven’s Basement, la banda que hace apenas unos meses logró que un concierto de Black Veil Brides no fuera un timo del todo (más información aquí), vuelve a España y esta vez como artista principal. Pasarán por Barcelona (23 de abril, sala Razz 3), Madrid (24 de abril, sala Moby Dick) y Bilbao (25 de abril, sala Azkena) y vendrán acompañados de The Dirty Youth y Glamour Of The Kill.

Enter-Heavens-Basement-During-Bands-Shockya-Twitter-Take-Over

Heaven’s Basement versionan a Lady Gaga

Lo de hoy más que una noticia es una curiosidad y es que no he podido evitar caer en la tentación de compartir con vosotros esta actuación en la que Heaven’s Basement versionan “Do What U Want“, una de las nuevas canciones de Lady Gaga. Aún no he escuchado la versión original, pero oír esta cover más rockera ha hecho que la canción por ahora me guste un poco.

heavens-basement

Propuestas para sobrevivir a la canción verano

Aunque el tiempo en España esté siendo del todo raro, el verano esta aquí, llamando a nuestras puertas acompañado de la apertura de piscinas y kioskos de helados, las vacaciones, los viajes y los festivales veraniegos. También incluye otras cosas menos agradables como las olas de calor sofocante, los exámenes finales o de recuperación y sí, las canciones del verano que no dejan de sonar en las radios y que se nos acaban pegando por muy irritantes que nos resulten. El reguetón, las letras misóginas y el pachangueo de lírica infantiloide y de profundidad cero se introduce en nuestras vidas sin ningún tipo de invitación, como un virus que no resulta terminal, como un parásito que te toca las narices más de lo que debería permitirse, haciendo que en ti, alma pura, nazca un cierto odio hacia la humanidad y hacia esta estación tan extrema. Luego vuelve el otoño y el fresquito y todo eso se acaba, pero como no deseo que el verano pase fugaz sólo por culpa de Juan Magán y derivados voy a dejaros aquí mi lista veraniega personal. ¡Por un verano cargado de buena música!

“UP IN THE AIR” – 30 SECONDS TO MARS
Si tuviera que haber algo equivalente a la pachanga en el mundo del rock, estoy casi convencida de que sería lo nuevo del grupo de los hermanos Leto (y Tomo Milicevic). Que este disco no es santo de mi devoción para nada, pero al final pasa lo mismo que nos pasaba con La Bomba de King África: que se te acaba pegando y la tarareas (o la cantas entera) en cuanto te despistas. Por mucho que lo niegues.

“FUCK TIME” – GREEN DAY
Otra cosa innegable del verano es que con tanto bikini, con tantos abdominales por estrenar tras los meses de gimnasio y con tantos calores andamos todos más salidos que un mono titi y al menos una vez al día pensamos en lo único, ya tengamos pareja o busquemos una o tengamos nuestros escarceos. Green Day nos animan a ello y si no, pues al menos te calmas pegando botes al son de su música.

“I SAT BY THE OCEAN” – QUEENS OF THE STONE AGE
Sin duda “… Like Clockwork” es uno de los lanzamientos del año, así que tenía que caer algo sí o sí. ¿Otras razones? Puede que las mías tengan mucho menos peso, pero la canción escogida se llama “Me senté junto al océano” y me recuerda la de años que llevo sin ver el mar en verano (y la penita que me da) y además el ritmo stoner lo asocio con largos viajes en carretera. A ser posible cuando el calor aprieta y la Coca Cola de la lata ya está caliente. Qué positivo todo.

“BREAK” – BLOWFUSE
Si el nombre de este grupo no os suena os diré que antes se solían llamar Godfarts. Si sigue sin sonaros será porque sois de esos que no estáis muy al tanto de lo que se cuece en la escena española. Yo tengo mis días y hace poco escuché lo nuevo que este grupo ha hecho gracias a cierta publicación que distribuía el último trabajo de estos chavales de Barcelona. Este viernes 21 de junio estarán en Madrid y tocarán en la sala Starving y algunos estaremos allí para dar la bienvenida al verano como se merece: con buena música en vivo y la consiguiente parranda capitaneada por los majos de Critteria.

“SWALLOWED UP BY THE OCEAN” – BILLY TALENT
Después de las dolorosas cancelaciones de conciertos que tuvieron lugar a principios de este año, Billy Talent nos visitarán el mes que viene gracias al BBK Live, el festival por excelencia de este verano. En “Swallowed Up By Ocean” nos encontramos una marítima metáfora de un desengaño amoroso. Porque no todo puede ser bonito y el verano es una época en la que se acaban muchas relaciones. Pero siempre puedes hacerle una aguadilla a tu ex para vengarte o para regodearte.

“FUCK YOU” – BAD RELIGION
¿Os imagináis la cantidad de pogos que va a generar esta canción en el próximo Resurrection Fest? Es uno de los festivales más prometedores de la temporada, sin duda. Y encima al lado de la playita… Escuchar a Bad Religion con el mar de fondo debe de ser pura gloria.

“SPANISH RADIO” – BIFFY CLYRO
Simon Neil y los gemelos Johnston han tenido el detalle de dedicar una de sus canciones nuevas a la radio española (aunque probablemente no pinchen nunca nada suyo). De hecho siempre han tenido buena relación con nuestro país y es de agradecer. Aunque los sofocos se van a multiplicar con la presencia del trío escocés y más con su costumbre de ir descamisados llueva, nieve o truene.

“SECULAR HAZE” – GHOST (B.C.)
Sin duda este grupo sueco es uno de los grupos del año con su propuesta original y atemporal. Como si de una versión satánica de los KISS se tratara, su cantante Papa Emeritus II, aparece siempre maquillado como una calavera acompañado de sus Nameless Ghouls (Espíritus Sin Nombre), vestidos de negro y sin rostro, todo aderezadísimo con una teatralidad que hacía falta en la escena musical actual. A estos les pediría, por favor, que se quitaran alguna capa, que me lo hacen pasar mal y eso que tengo el ventilador al lado…

“CRUISING CALIFORNIA (BUMPIN’ IN MY TRUNK)” – THE OFFSPRING
Otra alternativa al reguetón viene del año pasado, de cuando The Offspring se marcaron un Dover y se decantaron por el pop bailongo en lugar de seguir con el punk-pop chillón que tanto les caracterizaba. Pero con esta canción pasa igual que con la de los Mars: que le acabas cogiendo el gustillo, incluso aunque seas de los que aún lloran por su “metamorfosis” – que, seamos realistas, no fue para tanto -.

“FIRE, FIRE” – HEAVEN’S BASEMENT
Y cerramos la lista con caña de la buena. Tristemente los veranos tienen entre sus protagonistas (o antagonistas) hogueras descontroladas, incendios y pirómanos, pero vamos a retorcer el asunto y a hablar de otra clase de fuegos: las hogueras de San Juan, los fuegos artificiales de las fiestas de pueblos que tienen lugar en estas fechas y, como no, las parrandas que nos pegamos gracias a que no tenemos que madrugar y que siempre acompañamos con la frase “¡Esta noche quemamos la ciudad!”. Por decir algo.

Descubriendo y redescubriendo

Últimamente he tratado de expandirme musicalmente. Sí, otra vez. Y creo que he hecho algunos avances interesantes, descubriendo y redescubriendo grupos y discos. ¿No os resulta maravilloso escuchar un disco y que os parezca perfecto a la primera escucha? ¿Y no es aún más maravilloso descubrir que un disco que te había pasado más desapercibido en su día ha pasado a tener más sentido para ti? ¿O que encuentras en él algo que no habías notado antes? ¿O simplemente no es maravilloso volver a oír canciones que hacía siglos que no oías? ¿No es maravillosa la música siempre?

 “The Dresden Dolls” de The Dresden Dolls (2001)

The Dresden Dolls

A lo mejor es cosa mía, pero la mayoría de los discos homónimos de los grupos suelen ser los mejores de sus discografías. Aún tengo que escuchar más de este grupo de cabaret punk, pero las cosas como son: este disco me ha enamorado. Me encanta Amanda Palmer, su manera de ver la música, ese extraño orden que existe en el pequeño caos de sus melodías y esas letras que reflejan su visión del mundo y parte del universo interno de las mujeres instrospectivas, sin miedo hacer autocrítica o de reírse de sí mismas. No hay nada de malo en ser uno mismo, con tus sentimientos y miedos, ni hay nada de malo en seguir conservando cierta inocencia y cierta locura. Para mí eso es lo que refleja la música de este dúo de Boston y tener este disco como música de fondo me resulta de lo más liberador y reconfortante.

“Synthetica” de Metric (2012)cover

Ahora doy paso a un disco de pop rock electrónico. Que a mí estas cosas cada vez me dan como más repelús, pero “Synthetica” tiene algo que engancha. Tiene algo muy de los años 90, muy de mi infancia, canciones que me parece haber escuchado antes. Ya sabéis, una extraña familiaridad… ¿La habéis sentido alguna vez? ¿Sabéis a lo que me refiero? Como sea, el caso es que Metric es un grupo que para hacer un estilo que podría resultar muy artificial muestra mucha fuerza y un trasfondo oscurillo y más rockero que la mayoría de las bandas del rollo y quizás por eso me están conquistando poco a poco, pero con buena letra. Recuerdo que la primera vez que lo escuché, cuando salió al mercado, me pareció un poco infumable, pero me alegro de haberle dado una segunda oportunidad.

“Total 13” de Backyard Babies (1998)

Total+13Vale, lo reconozco. Soy una pecadora. Yo que presumo de ser fan de grupos escandinavos y de grupos suecos en especial, tengo delito por no haber empezado a escuchar a los Backyard Babies hasta hace cosa de un año. No es que no supiera de su existencia, pero no me había animado, no sé por qué. El caso es que después de muchos intentos fallidos y debido a cierta insistencia por parte de un amigo, por fin me he puesto las pilas y les voy cogiendo el gusto, en especial a su “Total 13” (el que siempre te dicen que escuches de ellos). Me costó menos digerir el homónimo (que según Wikipedia no gustó a los fans, pero a mí me encanta, llamadme rebelde) y el “Making Enemies Is Good“, pero ese que os he dicho, el “Total 13”, es un disco que aunque me costó algo más asimilarlo (no me preguntéis por qué) ahora lo disfruto más. Ciertamente es un trabajo para tener como referencia si te gusta este estilo y anda que no ayuda a animarse antes de salir de fiesta o de ir a un concierto… Por cierto, el proyecto que tiene ahora Nicke Borg (“Nicke Borg Homeland“) no está nada mal.

“Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band” de The Beatles (1967)

Beatles-SgtPepperRecuerdo perfectamente la primera vez que escuché este disco de mis adoradísimos Beatles. Yo tendría unos 15 años y andaba intercambiando discos con una amiga cuyo padre tenía una colección brutal de todos los imprescindibles: Beatles, Rolling Stones, AC/DC, Nirvana… En una ocasión ella me dejó éste y yo a cambio creo que le dejé el “Animales” de Pereza. Gané con el cambio, claramente. No sabéis la pena que me dio tener que devolvérselo pocos días después… El caso es que nunca olvidaré la primera vez que escuché la canción que abre este mítico disco, la garra y el rock que podían llegar a tener los cuatro de Liverpool. Hasta ese momento creo que nunca había encontrado sexy a Paul McCartney (o sea, a su voz) y probablemente a esa edad pocas veces había pensado que un “tío viejo” podía ser sexy. Después de aquello no pude parar y creo que escuché el disco unas 4 veces seguidas aquel día. Siempre me habían gustado los Beatles, pero hasta aquel momento nunca había escuchado un álbum íntegro suyo, sólo recopilatorios de grandes éxitos. Y creo que fue a partir de ahí que decidí empezar a coleccionar discos.

“Fort Atlantic” de Fort Atlantic (2012)

1338396047_fooortgb5Este es el primer disco de este grupo de folk-indie-pop-algo americano que para mi sorpresa no es muy conocido en la onda moderna/hipster (cuando se les pase lo de Munford & Sons e Imagine Dragons irán a por estos, aunque espero que no sea así). Es realmente agradable de escuchar y tienen buen gusto, pero a la vez consigue que te invada una melancolía dura de pelar debido a esa delicadeza con la que parecen tratar cada tema. Pero por favor, no os equivoquéis, no son unos poperos cursis de la muerte como Secondhand Serenade (que me gusta, pero en su medida justa, no sea que me dé un subidón de azúcar). Me falta pegarle unas escuchas más al conjunto, pero ya tengo algunas canciones favoritas como “Let Your Heart Hold Fast” (famosa por aparecer en un memorable capítulo de “Cómo conocí a vuestra madre”) o “My Love Is With You“. Os podéis hacer una idea del rollito que llevan por mis pistas y por los títulos de las canciones, ¿no?

“Sex, Love And Rock’n’Roll” de Social Distortion (2004)

sex-love-and-rock-n-roll-2004Este grupo de punk rock lleva años gustándome, desde que por casualidad vi el vídeo de “I Was Wrong” en 40TV (sí, en 40TV, a mí todavía me cuesta creerlo) y de los discos que he oído (me falta por escuchar un par de su discografía) el “Sex, Love And Rock’n’Roll” es sin duda mi favorito. Y me atrevería a decir que es de mis discos favoritos de siempre. Puedo escuchármelo muchas veces seguidas sin cansarme (de hecho últimamente no paro de hacerlo y no dejo de sufrir por no encontrarlo en formato físico en ninguna tienda) y no le cambiaría absolutamente nada. Empieza a saco, no baja el ritmo, tiene unas melodías preciosas y cuando llega el final empieza a sonar “Angel’s Wings” y te desarma por completo. Para hacer un gran disco no hace falta llenarlo de canciones cebadas y a tope de florituras, la sencillez y la humildad sin embargo suelen ser claves para lograr un disco perfecto como es éste para mí.

“Filthy Empire” de Heaven’s Basement (2013)

FilthyEmpirePara quien me conozca fuera de la red y charle habitualmente conmigo, no es un secreto que estos cuatro ingleses se han convertido en mi pequeña obsesión actual. Ya comenté que les vi en directo teloneando a Black Veil Brides y que se los comieron con patatas fritas. No dudé a la hora de comprarles el disco directamente a ellos y he de decir que es un debut inmejorable. “Filthy Empire” es el primer trabajo de estos chavales y es un no parar de temas redondos, no me salto ni uno. De verdad, muy recomendable, sobre todo si os molan grupos como Hardcore Superstar, Guns N’ Roses, Airbourne…

“A Beautiful Lie” de 30 Seconds To Mars (2005)

A Beautiful LieHacía un par de años que no escuchaba este disco entero y nada más terminar la versión acústica con la que se cierra el CD me cabreé porque en este disco y el anterior (su genial homónimo… ¿Os he dicho cuánto me gustan los discos homónimos?) hacían buena música y no la mierda que hacen ahora. Y ya está.

Marcarse un HB

Marcarse un Heaven’s Basement“: expresión que viene a significar que el telonero, con su talento y su saber estar, ha dejado en muy, muy mal lugar al artista de primera línea al que venía acompañando.

Después de este pequeño acto de mala leche, una aclaración: me gusta pensar que soy lo más justa posible. Por eso no me gusta decir que el trabajo de un grupo de música es una mierda sin más. Detrás de eso que puede que yo (o usted) considere una mierda, seguramente hay muchas horas de trabajo, esfuerzo y sacrificio por parte de los componentes de la formación. Conozco a muchos músicos, quiero pensar que sé expresarme y escribir sobre música y además yo también tengo mi propia banda, así que más o menos sé qué se cuece detrás de los escenarios y de los discos de estudio. Por eso no voy a empezar diciendo que la actuación que los californianos Black Veil Brides ofrecieron el pasado 7 de abril en Madrid fue una mierda y punto. Prefiero pensar que no fue su mejor día, que quizás les impusieron ciertas condiciones que desconocemos, quizás, quizás, quizas… Aunque por lo que he leído en Twitter y en otros blogs todo se resume en que son los niños guapos y mimados del hardcore/metal alternativo que prefieren una sala con 200.000 personas a una con solo 200, pero ya os digo que no quiero pensar mal. Por eso sólo diré que dieron un concierto breve (muy breve, tirando a timo, la verdad – me habría fastidiado gastarme un pastizal en una entrada VIP, haciéndole con esto un guiño de complicidad a cierta persona-), con un sonido simplemente correcto, que Andy Biersack es muy mono pero no tan artista como pretende y que como boyband de hardcoretas tatuados dan el pego (¿vendría aquí a cuento utilizar el popular término “postureo“?). En fin…

Pero no os equivoquéis. No todo fue en vano. Las estrellas principales de la noche decepcionaron, sí, es verdad, pero yo me llevé algo mucho mejor. Bueno, yo y muchos más, doy fe: descubrir a otra banda que sí merece la pena en todos los aspectos. Dicha banda es Heaven’s Basement, el grupo de hard rock escogido para acompañar a BVB en su gira. Salieron puntuales al escenario y ofrecieron una actuación sobresaliente. Y encima tienen buena imagen y muchos truquis preparados (el batería lanzando sus baquetas a alturas imposibles y recuperándolas después, el guitarrista guaperas luciendo palmito y moviéndose frenéticamente a la vez que efectuaba unos riffs y solos de guitarra que harían babear a cualquiera, el cantante haciendo crowdsurfing y caminando sobre la audiencia como Cristo sobre las aguas…). Tocaron un setlist electrificante, con canciones que se te clavaban en el cerebro a la primera, sin bajones, volviendo loca a toda la audiencia, que se dejó la voz y las cervicales durante su show. A mitad de su concierto, mi acompañante y yo ya andábamos comentando que sólo por ver a estos tíos había merecido la pena pagar la entrada. Y como ya habréis notado, no nos equivocábamos.

Mientras los BVB se decantaron por huir o esconderse malamente de sus fans (joder, muy bien, así se hace), los chicos de Heaven’s Basement se posicionaron donde todo el mundo pudiera verles y se dedicaron a vender su disco (“Filthy Empire“, altamente recomendable), a firmar autógrafos, a sacarse fotos con todo el mundo, a regalar posters y pulseras… Y encima no dieron muestras de hastío, no dejaron de sonreír y de hablar con la gente (sus caras eran poemas al ver que casi todo el mundo les decía que habían sido los grandes de la noche). Rob, el bajista, nos dijo que esperaban volver pronto a España, que de hecho estaban esperando a ver si les confirmaban algún festival por estos lares. Espero que sea así.

Heaven's Basement

Heaven’s Basement

Black Veil Brides

Black Veil Brides