Novedades

Hoy traigo un mezclum de noticias porque se van acumulando y yo… Nada, que no actualizo y me siento culpable.

  1. MAD COOL FESTIVAL
    Por fin ha llegado un nuevo festival de Madrid que brilla por los distintos estilos musicales de su cartel: desde Neil Young a Biffy Clyro pasando por The Prodigy, Jane’s Addiction, Band Of Horses, Gary Clark Jr., Bastille, Enter Shikari o Die Antwoord entre otros muchos (como Vetusta Morla, que no sorprenden en absoluto… ¿En qué festival no están estos tíos?) y los que aún quedan por confirmar. Este fascinante evento tendrá lugar el 16, 17 y 18 de junio en La Caja Mágica.
    Las entradas ya están a la venta y es mejor que os déis prisa en haceros con la vuestra AQUÍ.
    madcool

2. GIRA ESPAÑOLA DE FRANK TURNER
Ya echábamos de menos al inglés por nuestras tierras y no se ha hecho de rogar a través de un comunicado muy especial.

Ya están las entradas a la venta y todas las fechas confirmadas:
30 de marzo en Barcelona (Sala Bikini)
31 de marzo en Valencia (Loco Club)
1 de abril en Santander (Escenario Santander)
2 de abril en Gijón (Albéniz)
4 de abril Madrid (Sala Arena)

3. NUEVA CANCIÓN DE ROYAL REPUBLIC
Los suecos Royal Republic siguen dejando claro que su nuevo álbum “Weekend Man” va a estar lleno de temazos. Prueba de ello es su nuevo single “Uh Huh“. M

Anuncios

Faan Fest

Nos acabamos de enterar de la existencia de un nuevo festival en nuestras fronteras: el Faan Fest. Tendrá lugar en el Recinto Festivo La Eria en Oviedo el sábado 20 de septiembre y, aunque aún quedan artistas por confirmar, en esta primera edición ya cuentan con Bad Religion, Imperial State Electric y Acid Mess. Las primeras 3.000 entradas saldrán a la venta a través de la web del festival el 28 de abril y costarán 22 euros. También podrán ser adquiridas físicamente en Derrame Rock School (Oviedo), Librería Paradiso (Gijón), Discos Eusebio (Mieres) y La Cerve (La Felguera).

cabecera_faanfest_ok11

Aloud Music Festival 2014

El 3, 4 y 5 de abril tendrá lugar en la [2] de Apolo (Barcelona) el Aloud Music Festival, un festival al que os animamos a ir desde Enkelical, ya no sólo por la calidad de las bandas del cartel, sino porque siempre hemos apoyado las maravillosas propuestas del sello Aloud Music, siempre coherentes con su idea principal de hacer la música accesible a todo el que quiera disfrutarla. Por cierto, ¿sabíais que la entrada es gratuita para los menores de 23 años? Si podéis no os lo perdáis.

amf2014-pequefinal

FeMetal Fest 2014

Ayer acudimos a la sala We Rock de Madrid con motivo del FeMetal Fest, un festival de carácter solidario (los beneficios obtenidos se destinaron al Banco de Alimentos de Madrid) en el que se combinaron la música, la danza, el arte y sobre todo el rock con la mujer como centro. La propuesta resultaba de lo más atractiva, sobre todo por el cartel de grupos con el que contó el festival: Individuo Zero, Black Rock, Everlyn y Lilith, cuatro grupos de lo más variado, los cuatro con cantantes femeninas y con propuestas de calidad.

Individuo Zero fueron los encargados de iniciar la fiesta con su rock-metal alternativo con letras en castellano y pasaron con buena nota a pesar de que el sonido de la sala no estuvo muy de su lado y aunque apenas había gente en la sala en ese momento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Después de una demostración de danza alternativa (algo siniestra), salieron al ruedo Black Rock, un cuarteto de hard rock madrileño que supo cómo caldear bien el ambiente. Con más público, una buenísima puesta en escena y un repertorio de lo más enérgico se metieron al respetable en el bolsillo en seguida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Después de que una espectacular bailarina nos hiciera una deliciosa demostración de danza del vientre al son de “Nothing Else Matters” de Metallica, les tocó el turno a Everlyn, una de las principales atracciones de la noche con su pop rock de estilo americano. Con un gran apoyo del público (sobre todo de los más jóvenes) dieron un buen show y aunque a algunos nos resulten quizás demasiado blanditos, hay que decir que tienen un directo bastante bueno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Finalmente llegó la hora de que Lilith salieran a quemar la We Rock después de dos años alejados de los escenarios y además acompañados por Alfredo Piedrafita (Barricada). Salvajes, reivindicativos y cargados de energía se comieron la noche con patatas con su rock en castellano, poniendo broche final a la velada y prometiéndonos que volverían. Tuvimos la oportunidad de entrevistar a su cantante, Agnes Castaño, así que próximamente la publicaremos para que sepáis algo más de la situación actual de Lilith y su manera de ver la música.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para ir terminando nos queda decir que fue una gran experiencia que estamos dispuestos a repetir el próximo año si traen una propuesta tan buena como la de esta edición. Porque el rock sigue vivo y en él las mujeres tienen que tener la misma importancia y aceptación que los hombres. A ver si vamos notando la igualdad en todos los ámbitos.

Crónica: BBK Live 2013

Nunca había estado en Bilbao aunque sí en festivales de música de varios días de duración. Había que repartir bien las fuerzas, teniendo en cuenta que me ha tocado ir sin ningún tipo de acreditación, que dependía de otras personas y porque además quería ver lo que era para mí lo imprescindible del BBK Live de este año (ya me imagino lo que estaréis pensando: excusas, excusas, excusas…). En fin, a continuación me dispongo a narraros en plan informal y requetepersonal mi experiencia.

DÍA 1

Tras mil y una vueltas en autobús conseguimos llegar al Kobetamendi. Inspeccionamos la zona para saber dónde estaban todos los bares, baños, puestos de venta de merch… Y después nos acercamos a toda velocidad al escenario Heineken, donde estaban tocando Toy, unos melenudos rubios que parecían autómatas de las Meninas de Velázquez más que músicos. No es que sonaran mal (aunque no son mi estilo), pero les faltaba un poco de alegría y vestirse con ropa veraniega (¿jersey negro con cuello alto en julio? ¿WTF?). Por suerte después de ellos actuaban Billy Talent, que aunque pienso que deberían haber estado en el escenario principal, dieron un espectáculo sin igual. Entre el público se infiltraron tres o cuatro folloneros que intentaron aguarnos la fiesta a todos los demás, pero entre codazos y empujones no lograron su propósito. Los canadienses hicieron un buen y rápido repaso a los principales éxitos de su discografía (cayeron “Fallen Leaves“, “Surrender“, “Try Honesty“, “Rusted From The Rain“, “Surprise Surprise“…) y nos recordaron que ya habían pasado 5 años desde la primera vez que pasaron por nuestro país. He de decir que me falló un poco el sonido, porque es extraño que a Benjamin Kowalewicz no se le escuche bien con esa peculiar voz que tiene.

Billy Talent

Billy Talent

Después de Billy Talent visitamos los stands, entre los que se encontraba el de Rockzone, Vodafone Ink (donde te podías hacer tatuajes de henna) y varias marcas de merch (a parte del stand del merch oficial del festival). Más tarde nos quedamos viendo el concierto de Editors, cuyo estilo no me vuelve loca, pero he de decir que tienen un directo buenísimo y como calentamiendo para Depeche Mode estaban bien. Oh, Depeche Mode… Menudo grupazo. Tienen tropecientos años y no parecen haber perdido nada de fuelle, sobre todo su cantante David Gahan, al que le salieron unas cuantas grupis nuevas esa noche. Tocaron varias canciones de su nuevo trabajo “Delta Machine“, pero no se olvidaron de sus éxitos de toda la vida (“Enjoy The Silence“, “Personal Jesus“, una preciosa interpretación de “Judas“, “Just Can’t Get Enough“, “Walking In My Shoes“… Ya sabéis). No decepcionaron en absoluto a pesar de que hubo algún fallo técnico y dieron un muy buen show.

Depeche Mode

Depeche Mode

Para terminar, la guinda de la noche: Biffy Clyro. El escenario Heineken pudo haber saltado por los aires con la actuación de los escoceses, que parecían tan emocionados como su audiencia (más tarde nos preguntarían vía twitter qué nos habían echado en el agua). Hubiera sido perfecto que su setlist fuera más largo, pero aún así la selección de temas no estuvo nada mal, aunque me faltaron “Folding Stars”, “Who’s Got A Match?” y alguna del “Blackened Sky”. De todas formas sonaron los singles de su último trabajo “Opposites” (“Biblical“, “Black Chandelier“, “Opposite“, “Stingin’ Belle“, además de “Spanish Radio” o “Sounds Like Balloons” – y también tocaron por primera vez una de las nuevas que no recuerdo cuál era, disculpadme -), pasando por los singles del “Only Revolutions” (increíble volver a escuchar en directo “The Captain“, “That Golden Rule“, “God & Satan“, “Bubbles“, “Mountains” y la bellísima “Many Of Horror“). Después de aquello nos fuimos al hotel con una sonrisa que no se nos borró en las siguientes horas. ¡Mon The Biff!

Biffy Clyro

Biffy Clyro

DÍA 2
El segundo día fue cuanto menos extraño. No me despertaba tanto interés como el anterior ni como el siguiente. Fue el día conocido como el del moderneo y lo sabíamos. Aún así quisimos ver qué se cocía, aunque nos lo tomamos con una calma de libro. Y mejor para nosotros porque no nos esperábamos lo que iba a suceder. Después de un paseo – para comprarme yo una camiseta de Depeche Mode y tatuarme unas estrellitas de henna cual choni punk rocker – nos sentamos en el monte y pudimos ver que el escenario principal ya estaba petado. ¿La razón? El plato principal de la jornada era Kings Of Leon y aunque aún faltaban horas para su aparición, la gente ya estaba lista para verles. Pero antes tocaban The Vaccines, grupo que me sorprendió gratamente. Pero, ¡porca miseria!, cuando los británicos llevaban unas tres canciones y me estaban enganchando, empezó el apocalipsis. Los cielos se abrieron y empezó una fuerte tormenta, con rayos y truenos, que pareció significar el principio del fin. The Vaccines detuvieron el concierto y todo el mundo (unas 25-30.000 personas) intentó cobijarse bajo la pequeña carpa del escenario Vodafone. Mientras unos se tiraban por las laderas embarradas y otros nos hacíamos fotos con el batería de Dinero, que pasaba por ahí (Ekain, muy majo él), el escenario principal se despejó y sobre el escenario de Vodafone comenzaron a tocar los Fuel Fandango, una de las formaciones más raras que he tenido el honor (y a ratitos sueltos el suplicio) de ver. A mí el rollo electroflamencopop me tira patrás, no os voy a engañar, pero en originalidad ganan por goleada, la verdad sea dicha y no se me ocurriría decir que son malos en absoluto.

Cuando llevábamos cerca de una hora esperando en aquel pequeño y abarrotado recinto, decidí arriesgarme y comprobar cómo andaba la cosa. Ya no llovía, aunque chispeaba, así que mi acompañante y yo nos dirigimos al, ahora vacío, escenario BBK y así, sin currárnoslo y con unas barritas luminosas de ron Brugal (que nos regalaron por el camino), llegamos a la primera fila. Vacilamos un rato sobre la suerte que habíamos tenido y yo empecé a hacer bromitas sobre la canción de “Sex On Fire” y así la espera no se nos hizo muy larga. Los Kings Of Leon y su fabuloso músico de apoyo (conocido desde ese día como “el cachas de ensueño”) aparecieron sobre el escenario y se desató el griterío y la locura entre el público. Ahora sí, eso estaba hasta los topes de fans de los Followill. Y bueno, yo ya no sé si es que no comprendo ciertos estilos o si me he vuelto muy exigente o qué me pasa, pero aunque los de Nashville dieron un concierto clavado (sonaban perfectísimos), me dejaron fría. Conocía algunas de sus canciones y tenía ganas de escucharlas en vivo y, aunque sonaban exactas a las grabaciones de estudio, me faltaba algo. Un poco de gracia, de salero, de alma (qué profundo). Técnicamente son la repera, pero me aburrieron, así de simple. Mi acompañante sin embargo lo flipó (también es más fan), así que eso, no sé si el problema lo tengo yo que efectivamente no entiendo ese rock calmadito o si es que el “cachas de ensueño” me pareció más interesante que todo lo demás. Aún así yo me marché feliz por haber escuchado aquella “Molly’s Chambers” que tan diferente suena del estilo actual de la banda y que tanto me gustaba hace unos años. En cuanto terminaron tuvimos que marcharnos (sí, ya, sé que debería haberme quedado más, pero eran cuestiones ajenas a mí) y yo me marché exhausta. Había sido una jornada rara e interesante, pero no podía esperar a la siguiente.

Kings Of Leon

Kings Of Leon

DÍA 3
Y llegó el último día, reconocido como el “Día Verde”. La razón es obvia. Green Day iban a ser los artistas principales de aquel día (y no porque yo lo diga, dejad que hablen las 37 mil y pico personas que se congregaron en el Kobetamendi aquella noche). A la entrada nos encontramos con lo que nos esperábamos: tropecientos quinceañeros con camisetas del trío (bueno, ahora cuarteto) californiano, muchos además acompañados de sus padres. Lejos de molestarme (como a más de uno), a mí me pareció algo enternecedor y me recordó a aquel 28 de junio de 2005, cuando yo era la chavalina de 15 años que acudía a ver a Green Day, su banda favorita, por primera vez. No os mosqueéis con los críos, que en algún momento tienen que empezar a fijarse en los grupos de los mayores (y si no os mola, no os quejéis de Justin Bieber y los One Direction, hipócritas). Bueno, sigamos con el festival. Esa vez no nos relajamos, entramos con todas las prisas del mundo mundial para pillar un buen sitio y me congratula decir que lo logramos. No tardaron mucho en aparecer Jamie N Commons (muy populares gracias a “The Walking Dead”) sobre el escenario y la verdad es que me encantaron (y por fin supe de quién era la versión de esta canción que últimamente no dejo de oír en todas partes). Además de tocar y cantar como los ángeles, los mozos tenían pinta de simpáticos, como apunte personal.

Y después de Jamie N Commons, llegó la gran explosión. The Hives aparecieron en el escenario con un enérgico y exquisito concierto, como de costumbre. Creo que es una de esas bandas a las que no me cansaré jamás de ver en directo porque son un circo y encima suenan de vicio. Eso sí, ya podían haberles dado más tiempo, porque… Bueno, en breves sabréis por qué. Entre sus discursos en pseudoespañol y sus movimientos de cadera, Pelle Almqvist se ganó el cariño y la simpatía de todo el respetable (como siempre) y sonaron temas de todos sus discos (salvo del “Barely Legal”), desde sus éxitos más recientes (“Come On!“, “Wait A Minute“, “Go Right Ahead“…) a los que ya son considerados clásicos de los suecos (“Tick Tick Boom!“, “Hate To Say I Told You So“, “Won’t Be Long“, “Walk Idiot Walk“…).

The Hives

The Hives

Y después de esta actuación tan brutal, llegó el definitivo anticlímax. Lo he dicho en voz alta y en mi Facebook: si hay un hilo musical en mi infierno personal, probablemente se compone en su mayoría de canciones de Vampire Weekend. Lo sé porque alguien tuvo la brillante idea de colocar a estos neoyorquinos (de refinado acento europeo…) entre dos de las más importantes bandas de rock de los últimos años. Las malenis y los gafapastas allí congregados lo gozaron, seguro, pero los demás nos vimos tentados de cortarnos las venas a la tercera canción, cuando descubrimos que todo sonaba exactamente igual de coñazo y pesado, con esos ruiditos y esas guitarritas surferas-reggae-moñas y esas baterías chusteras. Diréis que soy muy dura con los chavales, pero es que no estabais allí (y lo mismo hasta os gusta ese rollo, lo cual es perfectamente respetable no, no lo es).

Después de cosa de hora y media de horror y muerte cerebral, empezó a sonar de fondo “Bohemian Rhapsody” como preludio de que una banda de un rock, digamos, más clásico iba a salir y quería al público completamente entregado. Tras la masterpiece de Queen, apareció el famoso conejito rosa (mascota de Green Day) para animarnos mientras sonaba “Blitzkrieg Bop” y no tuvimos que esperar mucho más para que Green Day aparecieran sobre el escenario. Es cierto que ya no conservan esa frescura de la que hicieron gala en la era “American Idiot” (cuando aún no estaban acostumbrados a ser una banda de estadio) y que todo está más trillado y guionizado (repiten los mismos truquitos que saben que funcionan), pero aún así merece la pena verles en directo. Tocaron algunos temas de la trélogy (“99 Revolutions“, “Oh Love“, el nuevo himno del punk “Let Yourself Go“, “Brutal Love“…), pero sobre todo se centraron en sus éxitos anteriores, especialmente de sus archiconocidos “Dookie” (cayeron las típicas, pero también nos sorprendieron interpretando “Chump” y “Burnout“) y “American Idiot” (cayeron “Wake Me Up When September Ends” – que no sonó en su anterior visita -, “Holiday“, “St. Jimmy“, “Jesus Of Suburbia“, una semiacústica “Boulevard Of Broken Dreams“…), además de “Know Your Enemy“, “Minority“, “Hitchin’ A Ride“, “King For A Day” (esta vez sin calvo de Billie Joe Armstrong, pero sí con una demostración por parte del frontman al saxofón). Tré Cool cantaría parte de Shout” de The Isley Brothers (cover a la que nos tienen acostumbrados a parte de “Highway To Hell” y “Break On Through”) mientras el cantante se colocaba tras la batería, también aprovecharían sus speech para meterse con los tiempos de corrupción y miseria que nos han tocado vivir, pidiéndonos que disfrutáramos de ese momento, que hasta que el concierto acabara sólo teníamos que sentir “love and joy“. Sacaron a gente del público a cantar, tocar la guitarra (por cierto, uno de los hijos de Armstrong echó una mano como guitarra de apoyo en “Longview“) y a tirarse desde el escenario. Lanzaron camisetas, agua y papel higiénico… La verdad es que fue muy divertido para todos los presentes. Y aún no he hablado del bajista Mike Dirnt, pero es que ya le conocéis: es siempre el más discreto, aunque se le vio muy emocionado y entregado durante todo el show. Cuando sonó “Good Riddance (Time Of Your Life)” supimos que las dos horas y pico de concierto de los californianos habían llegado a su fin, aunque nos prometieron volver en breves a España, así que no pudimos sentirnos del todo tristes. Y pasando de ver al borde de John Lyddon con PiL, nos fuimos (de nuevo también por causas ajenas a mí). Y así, por todo lo alto, terminaron mis tres días de festival.

FIN

Cierre del cartel del BBK

El festival BBK Live ya ha anunciado los artistas con los que cierran el cartel. Se trata de The Vaccines, Public Image Ltd. (el actual grupo de John Lydon/Johnny Rotten),  Johnny Borrell & Zazou (sustituyendo a The Weeks), Zuloak, Fermin Muguruza Kontrakantxa, You Don’t Know MeSyberia entre otros. Además habrá un nuevo escenario,el Red Bull Tour Bus, en el que actuarán Ainara LeGardon, Sr. Chinarro, The Home Phonema y Bel Bee Bee.

cartel

Novedades

16 nuevas confirmaciones para el BBK Live. Para mí el mejor festival de este verano.

cartel

Anoche Sexy Zebras presentaron su nuevo disco, “Volvamos A La Selva“, el cual lanzan esta vez con su propio sello, Vagabundos Records. Podéis escucharlo en Spotify o en el canal de Youtube de la banda.

524684_10151494643382110_2129512100_n