Música congelada: un pequeño homenaje a la fotografía musical.

Hay cientos de imágenes que tenemos grabadas a fuego en nuestra mente desde no sabemos exactamente cuándo; imágenes que ya casi forman parte del imaginario colectivo de nuestra sociedad: Johnny Cash mostrándonos su dedo corazón en San Quintín, las destrucciones guitarrísticas de Pete Townshend, la portada del Abbey Road, los primeros conciertos de Nirvana… Cuesta abarcar todos los ejemplos en una única entrada. Pero lo que está claro es que esas imágenes están ahí y que tienen un peso histórico y cultural innegable. Y eso no es sólo por el mérito del músico, ya sea más o menos fotogénico. Alguien estuvo ahí, captando el momento, a sabiendas o no de cuántas camisetas llevarían impresa su foto décadas después. El fotógrafo es esa figura silenciosa; esa entidad que nos hace viajar en el tiempo y acercarnos a la sensación de estar en mitad del gentío viendo a esa formación mítica que ya se separó. El fotógrafo es el que capta el tormento en la mirada de los artistas que se fueron demasiado pronto, ese tormento que todos pudimos percibir después de la desgracia pero que estuvo siempre ahí, mirándonos desde ese segundo congelado. La fotografía nos inmortaliza y en algunas culturas, también se queda con una parte de nosotros.
Últimamente parece que esa figura se está viendo ninguneada en según qué ámbitos; una gran injusticia. En esta era digital en la que miles de fotos son tomadas cada minuto va siendo más difícil encontrar esa aguja en el pajar o, simplemente, no prestamos atención a lo que tenemos delante y no lo valoramos. Cámaras de fotos hay muchas y de muchos tipos, pero fotógrafos de verdad… De esos hay menos. Creo que la fotografía musical se merece un homenaje porque no somos conscientes del peso que tiene, de cómo la carrera de un músico puede verse catapultada o enterrada por según qué instantáneas existan de él o ella. A continuación podéis leer breves reflexiones de algunos fotógrafos de la escena (fotográfica) española, para que desde este pequeño rincón de la red tengan un espacio donde hablar sobre sus vivencias tras el objetivo.

 

José Otero

Jose Otero“Me llamo José Otero, y desde hace más o menos 5 años intento hacerme un hueco en el superpoblado sector audiovisual. Después de un período de reflexión, “Big Bombo” me dio la oportunidad de realizar mis primeras imágenes para un medio digital, para acabar colaborando habitualmente con “Necromance Digital Magazine” e “Hijos del Metal Magazine”, los cuales me han abierto una puerta muy importante, ya que en unos 8 meses he podido fotografiar a grandes bandas internacionales como Deez Nuts, Agnostic Front o More than a Thousand. Mi obra se caracteriza por los primeros planos, con procesado en blanco y negro muy particular y sin flash a los que llamo “Music Portraits”. Este estilo propio me ha ayudado a conseguir que las bandas locales confíen en mí para fotografiar sus directos o para realizar sus sesiones promocionales. Siempre he querido ir más allá, no conformarme con las típicas fotos en las que sólo se ve gente tocando, quiero que mis imágenes transmitan algo. Prefiero mil veces obtener 5 imágenes que te lleven directamente a esa sala mugrienta y sin luz, con apenas 20 espectadores, que sacar 40 fotos con luz perfecta y que no digan absolutamente nada. ¿Mi secreto? Conocer a la perfección mi equipo y mucha cabezonería y pasión para poder vivir algún día de esto… Al fin y al cabo, aún queda gente en este país que considere que esto es un trabajo y no un hobby, ¿no?”

Web
Facebook
Instagram

 

María García

María García“Probablemente no estaría aquí si me hubiera dado la nota para entrar en Bellas Artes cuando hice selectividad, pero por aquel entonces ya había metido la cabeza en el mundo de la fotografía así que decidí continuar formándome.
Comencé a hacer fotos en conciertos porque empezaron a venir bandas que me gustaban a Madrid y probé suerte pidiendo unos cuantos pases a las promotoras poniendo como excusa que tenía que hacer trabajos para clase y así fui cogiendo práctica. Luego empecé a colaborar con diferentes webs musicales tanto con foto como con entrevistas grabadas y así han sido los últimos 4 años de mi vida.
Opino que es una profesión muy complicada, y la que si de verdad no te apasiona probablemente abandones al poco tiempo. No está bien remunerada en la inmensa mayoría de los casos y cada día hay más población en los fosos de las salas. La verdad es que yo tengo suerte ahora mismo, puedo ser selectiva con los conciertos que quiero cubrir y los que no, en cambio al principio, como en todo, tuve que hacer lo peor de lo peor, pero así se aprende más.
Ha habido varios momentos a lo largo de estos años con bajones, en los que me he planteado si de verdad me merecía la pena seguir haciéndolo. Sobre todo después de algunos conciertos en los que no he estado nada acertada a la hora de apretar el obturador, pero luego veo los resultados del conjunto y se me olvida lo fatal que me haya podido salir un bolo en concreto.
Y aunque las mujeres somos minoría en esta profesión, nos considero muy afortunadas gracias a los grandes compañeros que tenemos al lado cada noche que trabajamos.”

Tumblr
Flickr
Facebook

 

Rubén Fivvecore

Rubén Fivvecore“En primer lugar, muchas gracias por contar conmigo para este artículo que nos has propuesto a los que “sólo apretamos un botón”.
Estoy seguro de que no soy al único al que le da rabia que no se aprecie la escena underground de este país. Es más, se habla mal de ella y se oyen mucho frases del tipo “es que no hay grupos buenos”.
Me considero un amante de la música y una de las cosas que más disfruto es el descubrir grupos nuevos. Y cuando el grupo que acabo de descubrir es español… Me entra una satisfacción enorme. Pero cuando voy a sus conciertos y veo que solamente hemos asistido veinte personas… me vengo abajo.
Con la fotografía de conciertos, que no deja de ser mi trabajo, y concretamente de grupos underground, lo que pretendo conseguir es transmitir lo que esos grupos de tantísima calidad me aportan en directo. Y con ello, que esas fotos lleguen a la gente y se interesen por el grupo en cuestión, aparte de en mi trabajo, obviamente.
No sé si voy por buen camino, pero lo que sí que sé es que no voy a parar de hacerlo nunca.”

Facebook
Youtube

 

Salva Valverde

Salva Valverde“Empecé en la fotografía de conciertos por casualidad y bastante tarde. Llegó una época en la que quería volver a retomar pasiones y cultivar otras nuevas y una de esas fue la fotografía. Me compré una cámara y como lo que más había visto en los años anteriores fueron fotografías de directo en flickr pues tiré por ese lado. Si echo la vista atrás en general estos años los he disfrutado muchísimo.
Ahora llevo un tiempo alejado de esta disciplina haciendo sólo cosas puntuales. Por un lado porque puedo encontrar más creatividad haciendo otro tipo de fotografías y así crecer como fotógrafo. Por otro porque es un mundo que no me representa ni me convence. Hay demasiada gente regalando sus fotografías a medios y grupos tirando por tierra el trabajo de los demás, gente que colabora solo porque “mola” aka postureo; grupos que menosprecian el trabajo del fotógrafo, fotógrafos que dan gracias por contar con ellos cuando seguramente los grupos/medios/eventos lo hayan hecho porque se ofrecían gratis… un sin fin de situaciones que hacen que no se tome esto como lo que es o debería ser: una profesión. Seguiré haciendo cosas puntuales con las que disfrute porque me encanta, que sean valoradas y sobre todo quedándome con gente muy válida que he conocido por el camino.”

Web
Facebook
Twitter
Instagram

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s